*

Ley Orgánica Policial

Hace poco se sancionó la Ley Orgánica Policial Nº 7742, sobre la base del texto propuesto por los funcionarios policiales, a quienes solo les interesaba defender sus derechos particulares, como por ejemplo el artículo 30 que establece las diferentes direcciones y áreas que conforman la estructura policial. Me pregunto que sana lógica o buen criterio indica que los cargos a nivel de dirección general sean establecidos por ley.

Entonces cuando una necesidad o realidad concreta aconseje agregar otra Dirección a la Policía ¿habrá que proyectar y sancionar otra ley? Podrán decir que la anterior ley 6192 también legislaba en sentido similar, sin tener en cuenta que esa era una ley de la dictadura y exenta de todo control u observación.

Además, este artículo agrega “pillamente” una cláusula gatillo estableciendo que estos cargos serán desempeñados solo por oficiales con jerarquía de comisario general, a diferencia del decreto Nº 1765/96, que establecía que podían ser ejercidos también por Crios.

Mayores e inspectores, posibilitando un mayor y mejor aprovechamiento de los oficiales disponibles y terminar con la “industria o negocio de la subrogancia”, que permitía a algunos oficiales que gozaban de la simpatía del jefe para retirarse (jubilarse) con un haber mayor al de su grado titular, ya que la ley 6719 prescribe que el policía se retira con el último sueldo percibido.

Actualmente hay oficiales que tienen dos (2) grados menos que el de Crio. Gral. (Crio Insp. Reyes) y sin embargo están propuestos para una dirección general, por lo que cobrarán haberes de esta jerarquía, acelerando en 4 años su carrera. A pesar de que la estructura policial solo prevé 9 grados de Crio. Gral., actualmente cobrarán con este grado cerca de quince Crios. Grales, ya que algunos están de licencia esperando su pase a retiro.

Pero lo más grave es que en este artículo se establece el derecho a la subrogancia, cuando ya el tema está previsto y reglamentado en los artículos 148 y 149 de la Ley del Personal Policial Nº 6193, donde se establece que el subrogante debe revistar en el grado inmediato inferior.

Este error técnico legislativo ocurre porque los funcionarios y asesores del área Seguridad carecen de experiencia y desconocen la legislación policial en su conjunto. También fueron engañados los miembros de ambas cámaras legislativas. ¿Y el funcionamiento de la Oficina de Asuntos Internos? Sigue y seguirá su larga siesta, ya que la cúpula policial no quiere ser objeto de seguimiento o investigación.

Saludo a Ud. atentamente.

Juan Carlos Mamaní

Cerrillos

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...