*

Liberaron a dos colaboradoras de Milagro Sala
La justicia jujeña dictó hoy el cese de detención para Mirta Guerrero, alias "Shakira" y Patricia Jaldín, ambas dirigentes de la organización social Tupac Amaru, quienes fueron detenidas el 23 de febrero acusadas de "violación de domicilio y amenazas".
Luego de la detención de Guerrero y Jaldín, el abogado defensor de las militantes, Fernando Berea, afirmó a Télam que la medida dictada por el Juez de Control 4 de Jujuy, Isidoro Cruz, es "lo que correspondía legalmente, ya que desde un principio no tendrían que haber estado detenidas por la causa que les imputaban".
Si bien la resolución judicial fue notificada ayer, se efectivizó durante la jornada de hoy, luego de que se embargaran dos vehículos "como caución real", informó el letrado.
Ambas dirigentes de la Tupac Amaru fueron acusadas de ingresar al predio de una Cooperativa y propinar amenazas de muerte a tres cooperativistas del barrio Alto Comedero, de la capital jujeña, según consta en la denuncia realizada los primeros días de febrero en la Comisaría de ese barrio, a partir de lo cual la fiscal jujeña Liliana Montiel, solicitó las detenciones.
Al respecto, Berea aseguró que "no existen suficientes pruebas para determinar los delitos de amenazas y mucho menos a la violación de domicilio, puesto que el lugar le pertenece a la organización Tupac Amaru y no a los denunciantes", a lo que agregó que "a fin de llegar a buen puerto solicitaré una conciliación con los denunciantes".
El defensor opinó "que no hubo una investigación como corresponde para llegar a la privación de la libertad de las acusadas como se hizo", y calificó a la acción judicial como "paupérrima".
Tanto Mirta Rosa "Shakira" Guerrero como Patricia Jaldín son integrantes de la Tupac Amaru y allegadas aMilagro Sala, quien aún permanece detenida en el penal de mujeres del barrio de Alto Comedero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...