El secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas, Pablo Biró, aseguró hoy que la designada presidenta de Aerolíneas Argentinas, Isela Constantini, llegará a la empresa para reducir la planta permanente en unos 1.500 empleos. Biró aclaró que "de ninguna manera" el sindicato va a aceptar que se imponga una política de cielos abiertos en ninguna de sus variantes porque no quiere "que la política aerocomercial de la Argentina sea diseñada desde las oficinas de Lan en Chile". "El equipo de Costantini está siendo armado desde Lan en Chile", se quejó Biró y afirmó tener información de que la empresaria volverá a General Motors "una vez que finalice su tarea". El sindicalista dijo que el presidente electo Mauricio Macri no podía convencer a Constantini de tomar la presidencia de Aerolíneas Argentinas porque es "un cargo donde siempre está la posibilidad de incendiarse políticamente". "La idea original era traer a Rodolfo Terragno como presidente y a ella como gerente general, pero Terragno se bajó. De modo que desde el macrismo redoblaron esfuerzo para que sea Costantini la encargada de la tarea", dijo Biró. Según afirmó Biró en declaraciones al diario Clarín, Constantini llegará a Aerolíneas con el objetivo de "armar una lista de retiros voluntarios para que se vayan de la empresa 1.500 personas". "Otros planes los desconozco, ya que todavía no pude reunirme con ningún representante ni de la empresa ni del Gobierno electo", dijo el jefe del sindicato que representa a los pilotos de Aerolíneas Argentinas y otras empresas privadas. Desde que ganó las elecciones en APLA y reemplazó a Jorge Pérez Tamayo, Biró tejió una alianza política con Mariano Recalde que fue el eje de la paz social dentro de empresa de bandera en los últimos años e incluso durante la última campaña electoral declaró su apoyo a Daniel Scioli, contrincante de Macri.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...