¿Quiénes asisten a las escuelas con régimen de verano?
Cuando hablamos de escuelas con régimen de verano estamos atendiendo a la inclusión de igualdad de oportunidades que tienen los niños. El principal fundamento tiene que ver con el clima, con las bajas temperaturas. En San Carlos, La Poma y San Antonio de los Cobres hay temperaturas muy bajas, y esas condiciones no son adecuadas para aprender, por eso se crea este régimen, que tiene una currícula igual a cualquier escuela de régimen común.

¿Cómo funcionan las escuelas con régimen de verano? Mediante el sistema plurigrado, con albergues, con jornadas completas o extendidas...
De las 13, tenemos escuelas con albergues, con régimen simple, dos -la Victorino Sosa y la Sarmiento de San Antonio de los Cobres- implementaron en 2015 la jornada extendida. Las que pueden implementar la jornada extendida son las que tienen grados independientes, es decir, cada docente tiene su grado. En el turno mañana se ingresa a las 8 y se sale a las 15.30, y por la tarde, de 10.15 a 18. Es decir, hay un tiempo determinado en el que los alumnos se cruzan. Tienen una currícula común, al igual que todas las escuelas de jornada simple, solo se agregan diferentes talleres: de artística, de apoyo pedagógico, entre otros. Se da de cuarto a séptimo.
También están las de jornadas completas que nacen para atender al contexto rural y se implementan desde tiempo atrás. La idea es acompañar a las familias debido a sus trabajos y al refuerzo de comedores. De las 13 con régimen de verano, siete tienen jornada completa. Funcionan de 8 a 16 y la modalidad es parecida a la de jornada extendida. Por la mañana tenés la currícula común, después el comedor, y por la tarde, las actividades especiales que tienen que ver con la organización institucional.

¿Cuántas tienen albergues?
Tres: Santa Rosa de los Pastos Grandes, la de Pizcuno y la de Cerro Negro, en La Poma.

¿Cuál es el nivel de deserción y ausentismo en estas escuelas?
Es bajo. Se mejoró mucho el nivel de asistencia. Primero porque la mayoría tiene jornada completa y ahora jornada extendida. Cuando el niño tiene la asistencia alimentaria y además un plus con relación a la currícula, el padre hace que asista a clases.
"Las expectativas de los papás es que sus hijos mejoren su situación de vida con relación a ellos, aspiran a que el niño termine la primaria y acceda a la secundaria".

¿Qué posibilidades tienen los chicos que egresan de estas escuelas de continuar la secundaria? Porque de hecho hay 13 primarias y tres secundarias. Y si un alumno de este régimen quiere pasarse al común pierde el año...
La oferta general está dada. Los secundarios con régimen de verano atienden la demanda de la primaria. Hay papás que quisieran otras orientaciones... ese es el reclamo, pero no podemos decir que lo dejamos desamparado al niño que egresa del séptimo grado.

¿Cuántos chicos egresarán este año?
En total tendremos 144 egresados del séptimo para tres secundarios. En los últimos años esta cantidad, al igual que la matrícula del régimen, no varió de forma sustancial. Se mantiene.

¿Se sabe qué porcentaje realmente ingresa a la secundaria?
La verdad no te podría decir si hay chicos que no ingresan, pero se trata de que todos estén en el secundario.

¿Qué expectativas tienen los papás? ¿Ellos a qué se dedican?
De acuerdo a los informes de los directores y supervisores, el domicilio de cada niñito está muy alejado de la escuela, por eso se brinda jornada completa y albergue. Las expectativas que tienen los papás es que sus hijos mejoren su situación de vida con relación a ellos, aspiran a que el niño que termina la primaria pueda cursar una secundaria. Esta le va a permitir luego hacer una formación terciaria para poder aspirar a un puesto laboral.
Los papás se dedican a la cría de animales y a las artesanías.

¿Cómo ve al docente? El sacrificio que realizan es impresionante...
En las visitas que he podido hacer en las escuelas con régimen de verano yo veo mucha fortaleza, mucho espíritu de servicio. La verdad hay que reconocerlo. Capaz le pasa igual que al niño, el tiene que trabajar y hay otros en vacaciones, pero creo que a ellos esa situación los fortalece en sus estrategias y en el desarrollo del trabajo. El docente en si ya tiene impronta de servicio más que nada en los contextos que trabaja, hoy son muchos los que son del lugar, pero también están los que sufren el desarraigo pero necesitan trabajar. En las escuelas más aisladas las funciones se multiplican: son el maestro, el papá, el que los cuida, en fin.

La precariedad y la falta de recursos para trabajar en las escuelas rurales es un reclamo constante...
En las escuelas de jornada extendida están previstas obras de infraestructura en la cocina; justamente por el comedor que brindan. Antes de implementarse esta jornada la escuela tiene que reunir ciertos requisitos y contar con un buen espacio. Las de jornada completa con albergue, la mayoría está en buenas condiciones. Se hacen relevamientos y cada director debe informar.
Fortaleza y creatividad
"Además de tener fortaleza, el maestro de una escuela con régimen de verano debe poner en juego su creatividad. Es el que realmente conoce a sus alumnos y está en el día a día. Sabe de sus demandas", señaló la directora de Nivel Inicial y Primaria, Liliana Gira. La funcionaria contó que si bien al docente les cuesta quedarse al principio, después no quiere irse. "Hay docentes que piden el traslado, pero por cuestiones familiares sino no se van", agregó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora