Autoridades de Corrientes y de Entre Ríos advirtieron ayer que la situación es desesperante y muy grave en poblaciones del Litoral, a raíz de las inundaciones, con un registro de más de 10 mil personas evacuadas y daños cuantiosos en viviendas y en la producción agropecuaria. En la zona donde las lluvias fueron constantes desde hace un mes, seguían produciéndose precipitaciones, especialmente en el sur de Corrientes, centro y norte de Entre Ríos y Santa Fe.
En Corrientes, una de las localidades más afectadas por las inundaciones es Esquina, cuyo intendente, Humberto Bianchi, dijo que la situación "es desesperante" porque llueve desde hace dos semanas sin parar y hay más de mil evacuados. Otro intendente correntino, el jefe comunal de Santa Lucía, José Sananez, advirtió: "Si esto continúa no sabemos qué vamos a hacer, el municipio no tiene infraestructura para hacer frente a la inundación". En Entre Ríos, el gobernador Gustavo Bordet recorrió la zona de Villa Paranacito, donde hay más de 1.600 familias afectadas, y remarcó que allí la situación es realmente grave por la crecida de los ríos Paraná, Uruguay y Gualeguay.
En Santa Fe, en tanto, unas 2.200 personas permanecían evacuadas en la provincia donde hay más de 7 millones de hectáreas productivas dañadas. Sin embargo, la situación de los ríos se mantenía controlada llevando algo de alivio, dado que el Paraná estaba estacionario, en 6,09 metros en el puerto de Santa Fe capital y el río Salado bajó 4 cm. El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, afirmó que las lluvias ponen en situación de "quebranto" a los tambos y convertirá a la cosecha de soja "en un gran fracaso" para la actividad agrícola provincial. Lifschitz expresó que el 80% de los 4.000 tambos que conforman las cuentas lecheras del centro-
oeste de Santa Fe "está bajo agua", hecho que provocó que la producción de leche desde marzo a abril bajara a casi la mitad. "Es una situación compleja en el corto y mediano plazo -dijo el mandatario santafesino-, la mayoría de los tambos están en situación de quebranto, al igual que la cosecha (gruesa), que se convertirá por las lluvias (récord registradas en las últimas dos semanas) en un gran fracaso".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora