Trabajadores de la calle Urquiza dijeron que en la tardenoche de ayer todos conocimos la versión del supuesto hallazgo. Hubo quienes incluso dijeron haber visto sacar del foso a un bebé de aproximadamente dos meses.
Hubo quienes aseguraron que la familia que dio el alerta, cuyos hijos se acercaron a plena luz de la tarde a curiosear en el pozo y a mirar su interior profundo creyeron ver un "duende". pero se trataba del cuerpo de un feto o bebé sin vida.
Esta última versión tiene otra que la hace aún más enigmática. Ella reza que durante la noche anterior al hallazgo se sintieron en esa zona en horas de la madrugada insistentes y lastimosos llantos de bebé, los que supuestamente fueron denunciados en esa oportunidad por los serenos o el sereno de la parte cercada del parque San Martín, según expresaron vecinos del lugar, que se hicieron eco de las mil y una versiones que circularon ayer entre la gente que pasea, trabaja o lucra en esa parte del paseo público, donde se encuentran los vendedores de libro, único lugar del parque San Martín donde existe alguna privacidad y limpieza y donde los vendedores ambulantes no pudieron hacer prosperar sus microempresas.
Para los trapitos de la calle Urquiza la verdad es la que ellos sostienen, al igual que algunos vecinos de esa misma arteria.
Uno de los trapitos dijo sin ambages que "como se desarrollaron los hechos, todo va a quedar más o menos en un gran misterio".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora