Luego de la renuncia indeclinable de la doctora Canini a la gerencia del hospital San Vicente de Paul, el nuevo gerente, Omar Soches López, desembarcó en su puesto y dijo que la optimización del servicio para la gente depende en un 80% del recurso humano. Aclaró que llega a Orán con la tarea de hacer cumplir la atención de los médicos, para que no falten en sus horarios por ir a atender sus consultorios privados.
El gerente, que asumió sus funciones el lunes, dijo que como primera medida se reunirá con todos los jefes de sectores para tener un panorama de la funcionalidad del hospital, y para lograr un plan de salud eficiente apuntará a los Centros de Salud en los barrios, poniendo a tono el recurso humano y las herramientas de los centros, de modo que se transformen en los lugares donde la gente tenga una atención integral para su salud, y descongestionar así la creciente demanda en el hospital.
Consultado sobre las carencias en equipamiento e insumos que padece el nosocomio oranense, Soches López dijo estar vconvencido de que un servicio óptimo depende en un 80% del recurso humano y por ello controlará las funciones de todos, en particular hará un control estricto sobre los médicos, que es sabido que no completan sus horarios para atender sus consultorios privados. "Eso no sucederá, porque llego con la misión de hacer un control fehaciente", aseguró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora