El martes último fue descargado en San Antonio de los Cobres el anillo de anclaje del radiotelescopio que se instalará en la Puna salteña, como parte del proyecto LLAMA.
Se trata de un emprendimiento astronómico en el que organismos científicos de Argentina y Brasil invertirán más de 18 millones de dólares.
La primera pieza del observatorio que será montado en Alto de Chorrillos, a 4.790 metros de altura sobre el nivel del mar y a 20 kilómetros, en línea recta, de San Antonio de los Cobres, quedó depositada en dependencias municipales de la citada localidad del departamento Los Andes, en espera del montaje final que aún no tiene fecha de inicio confirmada.
El anillo de anclaje de la antena radiotelescópica tiene cinco metros de largo, dos de ancho y un peso aproximado de 3.000 kilos. Es una las partes de la base del observatorio, cuyas fundaciones pesan, en su conjunto, más de 130 toneladas.
Las estructuras fueron fabricadas por la compañía alemana Vertex Antennen Technik, en sus plantas tecnológicas de la ciudad de Druisburgo, y arribaron al puerto de Zárate, en la provincia de Buenos Aires, el pasado 17 de septiembre.
Shipway, una conocida empresa de soluciones integrales de logística, fue contratada para transportar los componentes del observatorio hasta el poblado andino en el que un referente local del Comité Científico del Proyecto LLAMA, José Germán Viramonte, y la secretaria de Ciencia y Tecnología de la Provincia, María Soledad Vicente, supervisaron la descarga que marca el inicio de la concreción del ambicioso programa.
Los acompañó el secretario de Gobierno de San Antonio de los Cobres, Sandro Llampa, a quien le transmitieron los agradecimientos de los organismos intervinientes por los desinteresados apoyos de esa intendencia.
Las investigaciones
El radiotelescopio LLAMA (Large Latin American Millimeter Array), por su capacidad técnica y las óptimas condiciones del sitio elegido para su emplazamiento permitirá ampliar investigaciones sobre la evolución del universo, los agujeros negros, la formación de galaxias, lejanas estrellas. También posibilitará estudios solares, de objetos cercanos a la Tierra e inclusive de los desplazamiento de las placas tectónicas, según preciso el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Su puesta en operación está prevista para el segundo semestre de 2016.
La superantena de Alto de Chorrillos, de 12 metros de diámetro, será el cuarto instrumento a nivel mundial instalado en alturas cercanas a los 4.800 metros sobre el nivel del mar.
Por sus características, el observatorio de la Puna salteña se perfila como polo complementario de otros complejos de radiotelescopios que ya prestan servicios en el desierto de Atacama (Chile), como APEX y ALMA. Este último está localizado a 180 kilómetros de Alto de Chorrillos.
El proyecto
LLAMA es un proyecto astronómico financiado por la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica de Argentina y la Fundación de Apoyo a la Investigación del Estado de Sao Paulo (Brasil). También participan del emprendimiento binacional el Instituto Argentino de Radioastronomía (IAR), la Universidad de Sao Paulo, el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y la Universidad Nacional de Salta (UNSa).
Por la Provincia cooperan el Ministerio de Educación, la Secretaría de Ciencia y Tecnología, la Fundación Capacit-Ar del NOA, la empresa pública Recursos Energéticos y Mineros de Salta (REMSa) y la Dirección de Vialidad.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora