El hombre llegó a su casa como de costumbre y quedó sorprendido. Había un lagarto enorme en la puerta que le impedía entrar. Al final, tuvieron que llamar a la Policía. Y la peor parte se la llevó el reptil, que fue atrapado y terminó en una comisaría porteña, desde donde luego fue llevado a la Reserva Ecológica.
Todo pasó ayer, en el barrio de Versalles, cuando un hombre llegó a su casa de Barragán y Gamboa y se encontró con un lagarto overo en la puerta. "Tenía un metro de largo y me impedía entrar a casa. Los vecinos también estaban sorprendidos. Empezamos a conjeturar que pudo haber venido en los camalotes y reptado por las alcantarillas hasta llegar a Versalles ... pero la teoría fue descartada, por la distancia que debió recorrer el animalito", contó Mariano en un mensaje que envío al canal de noticias TN.
Lo cierto es que el lagarto se veía en buen estado, así que todos pensaron que debía ser una mascota: "Estaba limpio y tenía aspecto de estar cuidado. Finalmente, llamamos a la policía y se lo llevaron", contó el vecino.
Sin embargo, el lagarto tenía dueño y vivía en el barrio mucho antes que Mariano, que se había mudado recientemente. María Teresa contó la historia detrás de este reptil: "Se llama Juancho. Llegó a casa hace cinco años. Lo trajo mi hijo después de una excursión de pesca. Convive con seis gatos, un perro y dos tortugas, es muy pacífico. Pero ahora nos venimos a enterar que la policía lo llevó a la Costanera Sur. Queremos saber como está", reclamó la mujer.
"Se llama Juancho. Llegó a casa hace cinco años. Lo trajo mi hijo después de una excursión de pesca. Convive con seis gatos, un perro y dos tortugas, es muy pacífico. Pero ahora nos venimos a enterar que la policía lo llevó a la Costanera Sur. Queremos saber como está", reclamó la mujer.
En la familia, suponen que Juancho debe haber caído desde la terraza, en donde se movía todo el tiempo; de hecho iba y venía entre la casa de María Teresa y la de un vecino. "Es una mascota más, come alimentos balanceados, frutas, verduras. Es pacífico y no emite sonidos. Nunca había salido a la calle. Estaba controlado con un veterinario", detalló la mujer.
En el hecho intervino la comisaría 44, que habría dado intervención al Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. Finalmente fue derivado a la Costanera Sur.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Paulina Guemes
Paulina Guemes · Hace 10 meses

No es un LARGARTO, es un caraguay

Re KennethU
Re KennethU · Hace 10 meses

Espero que se lo devuelvan a la señora que lo tenía, no creo que le haga daño al animalito.


Se está leyendo ahora