*

El adolescente de 15 años arrestado en Chile sospechado de haber participado del crimen de Brian Aguinado junto a un joven de 26 detenido en las últimas horas, fue ingresado este viernes en la alcaidía del Palacio de Tribunales porteño. El otro presunto "motochorro", de 26 años, fue detenido esta madrugada sospechado de haber participado en el asesinato del adolescente, baleado el pasado sábado en el barrio porteño de Flores. La detención de este joven, apodado "Yum el bostero" fue realizada este viernes por efectivos de la División Homicidios de la Policía Federal en la Villa 1-11-14. La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, confirmó en declaraciones radiales la detención de este segundo acusado. Según dijo la funcionaria, el sospechoso tenía "antecedentes por robo y estaba prófugo", por lo que "es una de estas personas" que había sido favorecida "por la puerta giratoria" de la Justicia. Por este hecho ya había sido detenido en Chile este jueves por Interpol un adolescente de 15 años que estaba con pedido de captura nacional e internacional acusado de haber participado en este crimen, informaron fuentes policiales. El imputado tiene domicilio en la villa 1-11-14 del Bajo Flores pero luego del asesinato de Brian, logró salir del país rumbo a Chile, donde fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Santiago, mientras estaba acompañado por su padre, por personal de Interpol con los datos aportados por la Policía argentina. Hasta allí, llegó con el apoyo económico de su familia, que lo escoltó hasta el aeropuerto de Ezeiza. El subprefecto Bernardino Cárdenas, jefe nacional de Extranjería y Policía Internacional de Chile, informó que el joven detenido llegó a Santiago el 26 de este mes, a las 14:50, en un vuelo de la firma Lan. De acuerdo con el vocero, allí lo estaba esperando su padre, un ciudadano peruano, que había arribado a Chile el 30 de noviembre último. El menor de edad fue entregado este jueves pasadas las 18en Horcones a efectivos de la Policia Federal de Mendoza, que lidera el operativo junto con Interpol. Quedó alojado en la sede de la Policía Federal en la Ciudad mendocina de Uspallata, y alrededor de las 10:30 de este viernes el menor fue ingresado al Palacio de Tribunales, en la Calle Talcahuano. El crimen de Brian se registró cerca de las 15 del sábado último en el cruce de las calles Rivera Indarte y Asamblea, en el Bajo Flores, a pocas cuadras del acceso a la villa 1-11-14, una de las más peligrosas de la ciudad y con mayor índice de homicidios.
Dos mujeres que caminaban por el lugar fueron sorprendidas por dos ladrones en moto, uno de los cuales se bajó armado y las amenazó para que le entreguen sus carteras. En medio del forcejeo, apareció el auto manejado por Enrique Aguinaco, quien estaba acompañado por su nieto Brian, de 14 años. De acuerdo a lo pudo reconstruir la policía, el hombre encerró con su Renault 19 a los "motochorros" en al menos dos oportunidades con intenciones de evitar que pudieran concretar el robo. Sin embargo, los testigos y las dos víctimas del robo dijeron que vieron doblar el auto y los delincuentes dispararon contra el vehículo porque se pensaron que los estaban persiguiendo y huyeron al interior de la villa 1-11-14. Brian recibió un balazo en la cara y fue trasladado por su propio abuelo hasta el Hospital Piñero, desde donde fue derivado al Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, donde agonizó durante dos días hasta que murió el martes por la tarde.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...