Tres hombres ingresaron a robar con armas de fuego en el barrio Parque Nacional, sobre la calle El Rey al 4300, en la ciudad de Salta. El tridente delictivo irrumpió en la casa el miércoles 7 del corriente mes a plena luz del día, cerca de las 19.30. "Todos al piso", señaló uno de los ladrones.
La incertidumbre y el terror se apoderaron de una señora quien en ese momento tuvo que soportar el asedio de los delincuentes.
Según las declaraciones de María Cristina Alzogaray, de 74 años, al momento de ingresar a la vivienda los hombres tenían puestos cascos de motocicleta. Alterada, la señora relató que uno de ellos le tapó la cara con una remera, sin embargo, previo a eso María logró ver que fueron a una de las habitaciones de la casa desde donde, según ella, se llevaron 106 mil pesos que estaban en un bolso negro.
En el momento del robo uno de los ladrones habría dejado entrever que fueron mandados a robar en ese domicilio. Según los dichos de la señora ante los policías, exigían que se les entregara un dinero que en teoría estaba guardado en esa casa. Pese a la negativa de la víctima, efectuaron una veloz búsqueda y sustrajeron más de 100.000 pesos, varios teléfonos, tarjetas, una importante cantidad de joyas y 40 kilogramos de hojas de coca.
Tras amenazas de todo tipo se retiraron del lugar. De inmediato Alzogaray realizó la denuncia y el personal de la División Delitos Contra la Propiedad se puso manos a la obra. Tras diversas acciones, la Policía obtuvo el domicilio de uno de los acusados. El jueves pasado se instalaron cerca de la casa del sospechoso y realizaron una minuciosa vigilancia.
En determinado momento, al domicilio llegaron un hombre y una mujer a bordo de una moto 110cc. Procedieron a demorarlos y le sustrajeron varios kilos de hojas de coca divididos en paquetes que estaban encintados. Los paquetes tenían un sello de identificación que luego fue reconocido por el dueño. Todo hacía indicar que se trataba de uno de los ladrones armados.
En el caso intervino la Fiscalía Penal número 7 a cargo del doctor Troyano, quien ordenó el secuestro de las hojas de coca y respecto al supuesto ladrón, que se lleve a cabo una "identificación simple". A causa de esta última directiva, uno de los presumibles actores del robo a mano armada, quien fue demorado por personal policial con parte de los elementos robados, solo fue identificado para luego quedar en libertad.
La decisión indignó a quienes sufrieron el robo y a sus vecinos. "¿Qué esperan con esta decisión, que haya un muerto?", preguntó la mujer.

5 a 15 años de prisión
La carátula inicial en el hecho ocurrido hace poco más de dos semanas era "robo calificado", ya que fue perpetuado con arma de fuego. El Código Penal en su artículo 166 establece una pena de 5 a 15 años de prisión, "si el arma utilizada fuera de fuego, la escala penal prevista se elevará en un tercio en su mínimo y en su máximo", expresa la ley. Sin embargo, en este hecho el fiscal decidió hacer una "identificación simple", dejando en libertad a uno de los supuestos implicados. Por el tipo de escala en el delito cometido, de ninguna manera un fiscal puede realizar una identificación simple, correspondía la detención.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...