Las modelos mejor pagadas del mundo, corpiños de millones de dólares, plumas de todo tipo y hasta alas realizadas en oro 18 kilates deslumbraron en la pasarela londinense con el desfile más esperado del año.
La marca estadounidense de lencería más famosa del mundo llevó su espectáculo por primera vez a Londres, con una mezcla explosiva de moda y farándula que incluyó a 47 modelos vestidas y a la princesa del pop-country, Taylor Swift. El desfile, que se hizo anoche, se transmitirá por CBS el 9 de diciembre en los Estados Unidos.
La cantante revolucionó las redes sociales junto con las modelos brasileñas Adriana Lima y Alessandra Ambrosio, dos de las predilectas y encargadas de llevar los "sostenes de fantasía" de la firma, con joyas valuadas en 2 millones de dólares cada una.
El resto de los "ángeles" lucieron impresionantes en el espectáculo acompañando la lencería con accesorios brillantes y despampanantes: alas gigantes de mariposa, faldas de piel y botas doradas hasta la rodilla.
La rubia estadounidense Karlie Kloss usó unas alas de ángel elaboradas en oro de 18 quilates.
A diferencia de los desfiles de moda más tradicionales, las modelos tienen la indicación de coquetear con el público y también tuvieron oportunidad de bailar y reír en el escenario con Swift, quien cantó en un elegante atuendo rosado con encaje negro. La cantante se cambió después a un conjunto más atrevido en negro con una capa superior de encaje a juego.
Los cantantes Ariana Grande y Ed Sheeran también estuvieron en el escenario rodeados de las modelos y causaron sensación con su manejo del escenario. En definitiva, las imágenes con tanto brillo y glamour son imperdibles. Es la postal de una de las fiestas de la moda que todos esperan cada año para saber cuáles son las tendencias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora