A partir de los 6 años de edad niños y niñas comienzan a ser más conscientes de las normas sociales. "Esto les permitirá comenzar a regular su comportamiento respecto a su lenguaje y sexualidad. En esta etapa comienzan a ser más pudorosos y recatados, se dan cuenta de qué palabras se consideran malas y aprenden que no pueden exponer su cuerpo ante amigos sabiendo lo que es la privacidad", explica Christian Martínez Monge, psicólogo clínico y sexólogo en el portal RPP Noticias. Es especialista en sexualidad humana y género.
A partir de este momento, chicos y chicas comienzan a tener curiosidad sobre la sexualidad de las personas del otro género. Empiezan a explorar, pero con más cuidado, porque temen ser descubiertos por los adultos. Quieren saber más sobre el comportamiento sexual de los adultos o sobre lo que ellos vivirán en pocos años. "Eso significa que van acercándose a la etapa puberal (nombre que evoca a los vellos púbicos, que comienzan a aparecer desde los 8 o 9 años)", sostiene.
"En esta etapa, el comenzar a hablarles de sexualidad (que implica afectos, amor, valores, normas y decisiones) les ayuda a manejar sus emociones y la presión de sus amistades. Con una información adecuada pueden tomar control de sus vidas y vivir a futuro relaciones 'amorosas' acordes a su momento. Además, ello les sirve como información de prevención de abusos físicos y emocionales", afirma el experto.

Informar no es malo

Martínez Monge asegura que NO es malo dar demasiada información "porque la información no impulsa a los niños, niñas o adolescentes a iniciarse sexualmente ni estar pensando en sexo a cada instante. Todo lo contrario, se ha visto que la desinformación hace que no se sientan libres de expresarse y busquen información de forma poco adecuada. Demasiada información la encontrarán en internet u otros lugares siempre que madres, padres o profesores no les hablen del tema ni los orienten".
"Los y las adolescentes pueden tomar mejores decisiones sobre el sexo cuando tienen la información que necesitan y cuando no hay tabú acerca de lo que se puede hablar en casa. Si consideramos que lo mejor es hablarles cuando sean adolescentes, pues probablemente sea tarde, ya que los niños no viven en burbujas, sino en una sociedad que trae mucha información sin límites de sexualidad", considera el especialista y brinda información y consejos al respecto.

Información básica

  • Reproducción, embarazo y parto.

  • Cambios físicos y menstruación, polución nocturna y masturbación; también lo que le pasa al otro género.

  • Riesgos asociados con la actividad sexual.

  • Beneficios y placer de la sexualidad.

  • Salud sexual e higiene sexual.

  • Métodos anticonceptivos.

  • La masturbación es común y no está asociada con problemas, pero debe hacerse en privado.

  • Asegurarles que no hay dos personas iguales.

Conocer para prevenir

  • El abuso sexual puede o no incluir caricias.

  • Cómo mantener la seguridad y los límites personales al chatear o al conocer a alguien de manera virtual.

  • Cómo reconocer y evitar riesgos en situaciones sociales.

  • Reglas cuando tienen enamorados/as o cuando tienen citas, reuniones o fiestas.

  • Diferencias entre atracción, gusto, enamoramiento y amor.

  • Dejar que encajen con sus pares -de su misma edad-, pero promover que piensen y tomen decisiones por sí mismos.

  • Pautas sobre a dónde acudir y qué hacer en caso de riesgo

Comportamientos sexuales comunes en niños y niñas

Christian Martínez Monge, médico clínico y sexólogo, especialista en sexualidad humana y género, publicó en el sitio rpp.pe una serie de comportamientos sexuales comunes de chicos y chicas que tienen entre 7 y 11 años. Explicó, para dejar tranquilos a muchas madres y padres, como ellos exploran su sexualidad mediante juegos y recomienda el diálogo frecuente para que estos temas no sean tabúes en la familia.
  1. Es común que con niños y niñas de la misma edad hagan juegos que involucran comportamientos sexuales, como los clásicos "verdad o consecuencia", "la botellita", "jugar a la familia" o "al novio/novia".

  2. Es frecuente que a esta edad traten de mirar a otras personas cuando están desnudas o desvistiéndose. Incluso es normal que miren fotos de personas desnudas o semidesnudas en redes sociales, por ejemplo.

  3. Se tocan los genitales, es decir, se masturban, usualmente en privado. Es importante que los adultos sepan que esta es una conducta común en cualquier edad y que no está asociada con problemas, pero que debe hacerse en privado.

  4. A esta edad es común que niños y niñas vean y escuchen materiales de contenido sexual a través de medios de comunicación, como televisión, películas, juegos, Internet, música, entre otras.

  5. Quieren su propio espacio y así lo hacen saber. Por ejemplo, se rehúsan a desvestirse delante de otras personas y se resisten a hablar con personas adultas acerca de temas sexuales.

  6. Entre los 7 y los 11 años empiezan a sentir atracción sexual e interés hacia otros niños o niñas de su edad, en la escuela, en el club o en el barrio.

  7. Los y las preadolescentes se preocupan mucho por saber si son "normales" con relación a su cuerpo y sus emociones. Suelen compararse con otros chicos o chicas para darse cuenta de si están en el "estándar".

  8. Es normal que a esta edad los varones se preocupen por el tamaño de su pene y las mujeres, por el tamaño de sus senos o glúteos. La pubertad es la época en que comienzan a aparecer los cambios físicos.

  9. Es frecuente que los niños y las niñas hablen de temas de sexualidad entre sus amigos y amigas, pero sin saber necesariamente qué significa lo que dicen.
Es importante que los adultos se animen a hablar de estos temas con niños y niñas para que vivan una adolescencia lo más sana posible.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora