El "Pelado" Cordera habría asegurado, con un lenguaje procaz y machista, que "es una aberración de la ley" que si una menor de 16 años quiere tener sexo con un adulto este no pueda satisfacerla. A auna terminología degradante, añadió que "hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo, porque son histéricas y sienten culpa por no poder tener sexo libremente".
Deseo analizar solo la primera parte de la declaración del reconocido músico; haciendo la salvedad de que he buscado infructuosamente el audio completo de la entrevista, para así poder hacer un examen completo de la misma.
Más allá de considerar desagradables y repudiables las declaraciones de Cordera, seríamos pensadores tuertos si nos quedásemos solo con estas consideraciones, que desnudan una preocupante realidad.
Ante estas afirmaciones deberíamos preguntarnos: ¿Por qué una "pendeja" de 16 años busca tener sexo con un famoso? ¿Por qué una "pendeja" de 16 años virgen, en la actualidad, es un "ser en vías de extinción"? La respuesta, intuyo, la encontraremos en la casa, tanto en la educación como en la contención que hay dentro del hogar.
Una "pendeja" de 16 años, que sale a bailar más desnuda que vestida; que regresa a su casa a la mañana siguiente, medio borracha o medio drogada; que desafía a sus padres ¡y los vence!; esa "pendeja" ha completado un combo que necesariamente va a terminar mal.
No faltará quien diga que las mujeres tienen el derecho de salir y divertirse como quieran, y que eso no les da derecho a los hombres a propasarse, y tienen razón.
Pero actuar desconociendo la realidad y el contexto es, mínimamente, imprudente. Todos tenemos derecho a que se respete nuestra propiedad, pero ¿a alguien se le ocurre dejar la puerta de su casa abierta de par en par? Y si seguimos escarbando deberíamos preguntarnos ¿por qué está pasando esto en nuestros hogares? ¿Tendrá relación con otras cosas que están sucediendo en nuestro país?
Acaso la falta de respeto a los mayores, dentro y fuera de la casa ¿tendrá alguna relación?, el quebranto de las normas ¿tendrá alguna relación?, la falta de respeto a los docentes ¿tendrá alguna relación?, los casos de violencia contra los médicos de los hospitales ¿tendrá alguna relación?, los elevados índices de deserción escolar ¿tendrán alguna relación?, la falta de apego al esfuerzo ¿tendrá alguna relación?, el exigir bienestar sin trabajar ¿tendrá alguna relación?, la perdida de la cultura del trabajo, en pos de la justificación de la necesidad ¿tendrá alguna relación?
Dijo John F. Kennedy: "No te preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate que puedes hacer tú por tú país". Nosotros, los argentinos debemos plantearnos: "No te preguntes qué tipo de país dejás a tus hijos, pregúntate qué tipo de hijos dejás a tu país".
Gustavo Cordera, tras comentar barbaridades sobre la mujer, salió a pedir perdón en todos los medios, cuando todo un país se le vino encima. En una entrevista, el cantante se defendió de las críticas, pidió disculpas, reveló que sufrió abusos e indicó que piensa iniciar acciones legales contra la institución. Además, precisó que, tras el escándalo, él y su familia recibieron fuertes amenazas. "Estoy muy angustiado. Angustiado y arrepentido. Siento una gran vergüenza, quiero pedir perdón y abrazar a todos los que alguna vez fueron abusados o vieron violados sus derechos. Es una aberración lo que hice", dijo Cordera frente a lo que generaron sus declaraciones en la opinión pública.
Pero creemos que todo esto es una barbaridad, es ofender a la mujer sin siquiera un poco de cortesía hacia la persona que nos trajo al mundo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora