Locura, tiros y muerte en una toma de rehenes

23-03-2013 - Una travesti llegó armada a una clínica de Cipolletti para reclamar por el estado de salud de su madre. Disparó 39 tiros.
La travesti realizó un disparo contra el médico al que acusaba de mala praxis, pero el balazo dio contra la bioquímica de 22 años.

El dolor, la bronca y la impotencia ante la muerte provocaron otra tragedia en un centro médico de Cipolletti, en Río Negro. Allí, ayer, a las 8, una travesti ingresó armada para reclamar por el estado de salud de su madre y pasó lo que nadie esperaba: empezó a disparar sin control, en total fueron 39 tiros, y tomó de rehén a un médico. El desenlace terminó con una bioquímica de 22 años muerta tras un disparo que iba dirigido al doctor. La madre de la agresora se encuentra en estado vegetativo luego de hacer sido sometida a una cirugía en esa clínica.

La ahora detenida pretendía que un médico le pidiera perdón por una supuesta mala praxis en el tratamiento de su madre.

El ataque ocurrió cuando la travesti se presentó armada en la clínica de la Fundación Médica de Río Negro y Neuquén en Cipolletti.

La víctima, identificada como Carla Milla, una bioquímica y auxiliar de laboratorio, pasó gran parte del tiempo intentando calmar a la atacante.

En medio de los incidentes, los bomberos y la Policía montaron un operativo para evacuar a los pacientes y evitar el ingreso de más personas a la clínica.

En ese momento, la atacante decidió atrincherarse a la espera de una disculpa y apuntó con un arma a diferentes empleados del lugar, mientras varios efectivos policiales y bomberos acudieron rápidamente a la zona.

Inmediatamente se inició una negociación con la travesti para que deponga su actitud, mientras que los bomberos lograron rescatar a los pacientes, enfermeros y médicos de la clínica.

La travesti realizó un disparo contra el médico al que acusaba de mala praxis, pero el balazo dio contra la bioquímica de 22 años. La profesional herida fue intervenida en la misma clínica con la intención de reparar los daños causados por el proyectil que la alcanzó, aunque falleció poco después.

La agresora fue reducida por los efectivos policiales y fue trasladada detenido a una comisaría de Cipolletti.

El grupo especial detuvo y esposó a la atacante, que fue sacada en silla de ruedas por una puerta lateral, pero varios vecinos y familiares de pacientes internados intentaron golpearla y la insultaron por el ataque.

El reclamo desesperado

Fuentes vinculadas al caso señalaron que la madre de la travesti se encontraba internada en grave estado en una clínica de Neuquén y se desconocía de qué patología había sido operada. Durante la toma en el centro de salud, la detenida exigió la presencia de cámaras de televisión que se hicieron presentes en el lugar. También, el hermano de la agresora se sumó a los reclamos de mala praxis de su madre en los alrededores de la clínica. La investigación del hecho recayó en la comisaría 4 de Cipolletti, donde las autoridades policiales coordinaron los trabajos bajo la órbita de la Unidad Regional V.

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia