Lograr una verdadera inserción

Gabriela Jorge

Lograr una verdadera inserción

Las zonas de convivencia de las que se habla son en realidad zonas rojas y nosotros, desde nuestro partido, queremos que así se lo establezca. Los cambios establecidos colocan sanciones sobre el cliente y la posibilidad de que los municipios habiliten espacios para el ejercicio de la actividad.
El partido impugna todo el Código de Contravenciones pero, particularmente, lo hace sobre este tema.
Generar zonas de convivencia o rojas es muy peligroso porque nuestra provincia es el ejemplo claro de la violencia profunda y de la situación de riego que vive sobre todo el colectivo LGBT y las mujeres.
A la prostitución no la consideramos un trabajo sino una actividad que está más cerca de la explotación.
Crear zonas de convivencia llevará a generar más clandestinidad.
Creemos que con esta delimitación no se resuelven el problemas de fondo que es que este grupo acceda a un estudio, a educación sexual y laica en las escuelas, a un puesto laboral, a un sueldo en blanco.
Hay que ver la manera de lograr una verdadera inserción laboral para este grupo, que está en situación de vulnerabilidad.

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia