Rubén Blades Bellido de Luna, más conocido como Rubén Blades, es un cantante, compositor, actor, abogado y político panameño. Su estilo es inconfundible y en muchos países se lo conoce como el "poeta de la salsa".
Uno de sus últimos temas: "Sicarios", podría adaptarse perfectamente a las peripecias de José López en el convento de General Rodríguez. Una de las estrofas del tema de Blades, dice: "Tranquilo, que cuando llegue la hora, si usted no se descontrola, no nos lograrán prender/ Deje el nervio ya y concéntrese, es muy tarde para echarse atrás, se hace lo que se tiene que hacer, cuando ya no hay nada más que hablar".
Pero, es evidente que "Lopecito" no se pudo controlar y allí se pudrió todo; es más, sigue cada vez más descontrolado o tal vez se hace, como aconseja el manual del delincuente.
El informe toxicológico que se le realizó a José López la noche que intentó esconder 9 millones de dólares arrojó que el exsecretario de Obras Públicas kirchnerista no estaba ni drogado ni alcoholizado.
Uno de los guardias comentó que "López, de repente, se pone a gritar, incluso el otro día llamaba a Alperovich para que vaya a verlo, y decía que le había prometido ser candidato a gobernador de Tucumán", provincia de la que el exfuncionario es oriundo.
"El Prisma es un lugar en el penal de Ezeiza donde los detenidos quieren estar: sus celdas son más grandes, los espacios comunes más abiertos, y está próximo a la entrada, con lo cual existe en muchos de ellos la fantasía de escaparse", cuentan las fuentes.
En ese ámbito, propio de ficción, "Lopecito" sigue soñando. Cree que camina sobre las paredes, mientras abajo un coro imaginario lo ovaciona.
Al margen de las nuevas revelaciones, el argumento lo sigue teniendo como principal protagonista: un mono hambriento que lo mandaron a cuidar un puesto de ventas de bananas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora