El detenido exsecretario de Obras Públicas del kirchnerismo José López se negó a declarar ante el juez federal Daniel Rafecas, quien lo indagó por enriquecimiento ilícito y luego dispuso que sea trasladado a la cárcel de Ezeiza.
"Fue un acto procesal normal, López estaba compensado", definió Rafecas al término de la audiencia.
La audiencia del segundo del exministro de Planificación Federal Julio de Vido se concretó a media mañana de ayer, luego de un accidentado arribo de López a los tribunales federales de Retiro y después de mostrarse alterado, intentar quitarse el casco y golpearse la cabeza.
"Por el momento no voy a declarar", dijo López en tono bajo a Rafecas, en su despacho del tercer piso de Comodoro Py 2002, custodiado de cerca por seis agentes penitenciarios y acompañado por su abogada, Fernanda Herrera.
Antes se había reunido a solas durante 30 minutos con la abogada, quien se presentó en tribunales varias horas después del arribo de López y, según fuentes judiciales, intentó calmarlo en esa conversación.
Antes de sentarlo cara a cara con el juez, los custodios despejaron el escritorio, sacaron todos los efectos cortantes o considerados peligrosos y quitaron a López sus esposas y el casco, aunque le dejaron el chaleco antibalas.
El juez comenzó a explicarle sus derechos y, cuando le preguntaron datos personales como la fecha de nacimiento, el exfuncionario se mostró confuso y dijo no recordarla, declaró domicilio real en Tucumán y tampoco recordó los motivos de una condena penal que ya tuvo en su contra.
Según el acta de la audiencia, Rafecas acusó al exfuncionario de 55 años por supuesto enriquecimiento ilícito entre el 28 de mayo de 2003 al 9 de diciembre de 2015, es decir durante toda su gestión en el Gobierno nacional como número dos del exministro De Vido y junto a los presidentes Néstor Kirchner primero y Cristina Fernández de Kirchner después.
Para ello, se basó en todo lo secuestrado al ser sorprendido arrojando bolsas con dinero en un convento de General Rodríguez, es decir "8.982.047 dólares, la cantidad de euros 153.610; 159.114 pesos y dos relojes marcas Rolex modelos Oyster Perpetual y Spid Master Automatic".
Todo ello fue secuestrado en General Rodríguez, en el procedimiento que quedó bajo la órbita del juzgado de Garantías 2 de Moreno.
En la acusación leída a López en la audiencia de ayer, se detalló la existencia de un incremento patrimonial "que no encuentra respaldo ni justificación acorde a sus ingresos registrados y declarados en las declaraciones juradas patrimoniales" presentadas ante la Oficina Anticorrupción.
Lo secuestrado "no encuentra sustento con los ingresos" declarados durante su paso por la función pública ni con los ingresos percibidos en ese período.
Tras la negativa a declarar, Rafecas dispuso la realización de una nueva revisión médica a López, tras la cual fue trasladado a la cárcel de Ezeiza, donde ya están presos otros acusados por corrupción como el empresario santacruceño Lázaro Báez, su abogado Jorge Chueco y el exsecretario de Transporte del kirchnerismo Ricardo Jaime.
López arribó poco antes de las 8 a los Tribunales de Retiro.
Al bajar del vehículo del grupo Halcón que lo trasladó desde la DDI de Moreno se alteró, quiso sacarse el caso, algo que impidieron sus custodios, y entró forcejeando a la alcaidía de Comodoro Py, ubicada en la planta baja. Allí comenzó a gritar alterado y se lo intentó subir al juzgado por un ascensor, pero quiso golpearse la cabeza y los custodios volvieron a la alcaidía. Rafecas ordenó que lo revisaran los médicos del lugar, quienes informaron que estaba "compensado" y podía declarar, con lo cual -ya con su abogada en Py- se lo volvió a subir al despacho para el trámite.
Según fuentes judiciales, el exfuncionario habría pedido cocaína el miércoles cuando estaba detenido en territorio bonaerense, sería adicto y tendría síndrome de abstinencia.

Repercusiones del caso

"El convento no es un aguantadero"
El arzobispo de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, defendió al convento de las monjas orantes donde López fue encontrado con millones de dólares y negó que el establecimiento sea "un aguantadero".
Se queda sin banca en el Parlasur
El presidente del Parlamento del Parlasur, Jorge Taiana, confirmó ayer que ese cuerpo planteará la "inmediata separación" de José López, luego de que se conocieran repudios de todo el arco político al exfuncionario.
Por López, los diputados se apuran
El oficialismo acordó con el Frente Renovador y otras bancadas tratar la semana que viene los proyectos de extinción de dominio, para que el Estado recupere lo robado por corrupción, y la figura del arrepentido.
La monja dijo que el dinero era robado
La hermana Alba, religiosa del monasterio donde fue detenido el López, confirmó que este llegó a confesarle que el dinero que llevaba era "robado". También contó que De Vido estuvo tres veces en el lugar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora