Los 130 diputados electos el pasado 25 de octubre juraron hoy por sus bancas, en el marco de una sesión preparatoria en la que el macrista Emilio Monzó quedó como presidente y Máximo Kirchner concentró todas las miradas.
Por primera vez tras doce años, el Frente para la Victoria abandonó la Presidencia de la Cámara, cargo incluido en la sucesión del futuro mandatario Mauricio Macri.
Monzó fue propuesto formalmente por el flamante jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, y avalado por todos las bancadas para comandar el cuerpo, en reemplazo de Julián Domínguez.
En tanto, el FpV se quedó con la vicepresidencia primera, donde colocó al sanjuanino José Luis Gioja, a propuesta del diputado Héctor Recalde, que reemplazó a Juliana Di Tullio al frente del bloque oficialista.
La Unión Cívica Radical designó en la vicepresidencia segunda a la mendocina Patricia Giménez, en tanto que para la tercera el Frente Renovador propuso al bonaerense Felipe Solá.
En una extensa sesión preparatoria que se demoró más de una hora en arrancar, juraron uno por uno los 130 diputados electos el 25 de octubre y el hijo de la actual mandataria Cristina Kirchner fue acreedor de toda la atención.
"Por los que nunca aflojaron, ni aflojan, ni van a aflojar, sí, juro", lanzó Máximo Kirchner al pasar al frente para asumir su banca por Santa Cruz, en medio de los aplausos más fuertes de la tarde.
Entre las figuras del oficialismo también juraron el ministro de Economía, Axel Kicillof; el ministro de Planificación, Julio De Vido; el director ejecutivo de la Anses, Diego Bossio; y los gobernadores Gioja, Maurice Closs (Misiones) y Luis Beder Herrera (La Rioja).
En las filas del recién estrenado interbloque Cambiemos, integrado por la UCR, el PRO y la Coalición Cívica, se encontraron varios futuros integrantes del gabinete de Macri, que aún son diputados.
En ese grupo estuvieron los designados ministros radicales de Agricultura, Ricardo Buryaile, y de Defensa, Julio Martínez; además de la número dos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Silvia Majdalani, y la futura cabeza de la Oficina Anticorrupción (AO), Laura Alonso, ambas macristas.
Tras la jura, los legisladores pasaron a la elección de las autoridades, el momento de protagonismo del PRO, cuando en toda la Cámara se escuchó el grito "Sí se puede", característico de la campaña presidencial de Macri.
Al subirse al estrado y tomar posesión de la Presidencia, Monzó se mostró conciliador con el resto de los bloques, pero pidió que el 10 de diciembre se "respete a quien deja el mandato y facilite la asunción del nuevo Presidente de la Nación".
"Pido a todos colaboración para que en el día más importante de la democracia colaboremos, respetando a quien deja el cargo y facilitando la asunción del nuevo Presidente de la Nación",
expresó Monzó tras asumir el cargo, en momentos en que no se llegó a un acuerdo aún por el traspaso de mando entre Macri y Cristina Kirchner el próximo 10 de diciembre.
De la sesión especial también participaron los diputados con mandato hasta 2017 Sergio Massa, que estrenó la presidencia del interbloque del Frente Renovador con el peronismo federal; la armadora de Cambiemos Elisa Carrió; y la excandidata presidencial Margarita Stolbizer, entre otros.
En los palcos reservados para invitados estuvieron, por el kirchnerismo, el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; el presidente de la Afsca, Martín Sabbatella; el secretario general de la CGT oficialista, Antonio Caló; y el radical K Leopoldo Moreau.
En la tribuna contraria, por el nuevo oficialismo a partir del 10 de diciembre, estuvieron la designada ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora