Por unanimidad la Corte Suprema de Justicia resolvió que la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman sea investigada en el fuero federal.
El máximo tribunal hizo lugar al planteo hecho por el fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, Ricardo Sáenz.
El tema llegó a la Corte Suprema luego de que la Cámara de Casación Penal resolviera que era competente la Justicia ordinaria. Contra esa resolución, el fiscal Sáenz interpuso un recurso extraordinario que no fue concedido por la Cámara, por lo que fue en queja ante el Máximo Tribunal.
1. Entre los considerandos, la Corte dejó en claro que ya sea que Nisman se haya suicidado o haya sido víctima de un homicidio, tales supuestos se refieren a la muerte de un agente federal.
2. Además, señaló que hasta el momento no ha sido descartada la vinculación del hecho con las tareas que realizaba Nisman al momento de su muerte.
3. Recordó en el fallo que es doctrina de ese Tribunal el juzgamiento de delitos comunes cometidos contra o por funcionarios federales en ejercicio de sus tareas. En la medida en que no se pueda descartar la hipótesis de que se haya cometido un delito en perjuicio de un funcionario federal corresponde que sea la Justicia Federal la que investigue el caso. La sola posibilidad de que el hecho estuviera relacionado con la función pública del afectado determina que se declare la competencia federal.
4. Agregó también el máximo tribunal que -al menos hipotéticamente- aún no se puede descartar de plano la posibilidad de que la muerte del fiscal Nisman hubiera sido fruto de su propia decisión. Sin embargo, aun en ese caso, la incidencia en el normal desarrollo de investigaciones federales y las presuntas motivaciones del hecho imponen que sea el fuero federal el que siga investigando.
5. "La circunstancia de que la víctima estuviera cumpliendo tareas específicamente federales ha constituido un punto de contacto constante para la declaración de la competencia en favor del fuero federal". En este sentido, sostuvo la Corte, lo decisivo para determinar que sea la Justicia Federal la que intervenga en estos casos es el entorpecimiento o la obstaculización del buen servicio de los empleados de la Nación. Esta circunstancia -señala el fallo- no puede ser cuestionada ya que está fuera de discusión la relevancia institucional de la investigación del caso AMIA, tarea que tenía a su cargo Nisman al momento de su fallecimiento.
Por esos motivos expuestos en el fallo, la Corte Suprema de Justicia -por unanimidad- hizo lugar a la queja, declaró procedente el recurso extraordinario presentado por el fiscal Ricardo Sáenz, dejó sin efecto la sentencia de la Cámara de Casación y declaró la competencia de la justicia federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora