"Los abuelos son un pilar fundamental para la familia. Colaboran con la educación de los nietos, transmiten sabiduría, experiencia, tranquilidad, cariño y estabilidad; en contrapartida, ellos también se rejuvenecen y regocijan con el cariño de sus nietos", dijo Nicolás O"Brian, director de Adultos Mayores de la Municipalidad de Salta, quien encabezó las actividades en homenaje a los abuelos, en el marco del Día Nacional de los Abuelos que se celebra el 26 de julio en todo el país.
En Salta, las actividades se congregaron en la plaza 9 de Julio. Sobre las calles Caseros y Mitre, se desplegaron los diferentes stands de muestras de artesanías realizadas en lana, hilo y madera entre tantos otros, y delicias gastronómicas. La alegría se sentía en el aire de la mañana soleada, enmarcada en una plaza colmada de turistas y vecinos. Los abuelos, muchos acompañados por sus nietos, mostraron con orgullo las actividades que realizan a diario en los centros y clubes en que se congregan para compartir diferentes actividades, desde nadar, hacer gimnasia, bailar diferentes danzas y aprender diversos oficios y artes, como herrería, carpintería y tejidos.
Música y premios
En un ambiente distendido, con la presencia de grupos musicales, los abuelos bailaron y cantaron. Además, eligieron a la reina del año, quien resultó ser Alcira Gallardo del Centro de Jubilados Casa de la Comunidad de Vaqueros; la más simpática fue la abuela conocida por todos como "Lady" del Centro de Jubilados Ángel de la Guarda. Florentín Chocobar resultó ser el abuelo del año, del mismo centro. Hubo premios para todos los participantes y sorteos entre los presentes.
El intendente cantor
En el homenaje estuvieron presentes funcionarios municipales, entre ellos el intendente de Salta, Gustavo Sáenz, quien en un momento se transformó en la estrella musical de la mañana. Sáenz, a pedido de los presentes y ante el asombro de los turistas, cantó "O sole mío", acompañado por la banda de música y luego les dedicó "Resistiré" a todas las abuelas. Pero como si esto fuera poco, cuando se estaba retirando las abuelas lo invitaron a bailar una milonga a lo que, por supuesto, no se resistió.
Además, estuvo acompañando a los abuelos, la presidenta de la sede local del PAMI, Gladys Moisés.
El abuelazo
La presencia de los abuelos en las familias debe ser recuperada y revalorizada. "Hay que empoderarlos", dijo O"Brian, y agregó: "Lo más importante es que salen, que vienen a la plaza a festejar y a compartir. Es muy importante que no se queden encerrados solos, sino que compartan con sus pares, porque la alegría es muy buena para la salud". Y agregó que por eso desde el municipio se organizó esta fiesta que se denominó "El abuelazo".
Las artesanas
Juana Orquera, de 73 años, vive en barrio Municipal y es integrante del Club de Abuelos Nuestra Señora del Rosario. Juana es un ama de casa jubilada que se dedica al telar. Sus caminos de mesa, amorosamente trabajados, fueron expuestos junto al trabajo de otras integrantes del club.
Luisa Flores también es artesana. "Desde que yo me acuerdo", le contó a El Tribuno. Con sus 75 años y la vista deteriorada, enseña su arte a otras mujeres en el Centro de la Tercera Edad del barrio Norte Grande. Luisa hace flores de soft y pequeños árboles de la vida, con elementos como mostacillas, perlas, papel, en fin, todo un arte que solo manos habilidosas y mentes creativas pueden realizar. Luisa ya no recuerda cuántos bisnietos tiene, pero dijo tener "como 50 nietos".
Nilda Ríos es la presidenta del Centro de la Tercera Edad de Norte Grande, tiene 5 hijos, 14 nietos y 4 bisnietos. "Los abuelos que integran el centro y que participan de las actividades son más de 40 y hacemos costura, tejidos, pinturas sobre tela", agregó Nilda.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora