Dos personas perdieron la vida en las primeras horas del 2016 a causas de sendos accidentes viales, ocurridos en dos localidades del interior salteño.
El accidente más grave se produjo en la madrugada de ayer sobre una ruta provincial.
Según el informe policial, al que tuvo acceso El Tribuno, una persona en estado de ebriedad que conducía una camioneta de alta gama se cruzó de carril embistiendo a un pequeño automóvil, cuyo conductor falleció al recibir gravísimas heridas, producto de la colisión.
Fuentes policiales del Valle de Siancas informaron en la primeras horas de ayer que una persona perdió la vida tras una fuerte colisión frontal que tuvo lugar en horas de la madrugada, alrededor de las 5 30, sobre la ruta provincial 11. Esta vía une las ciudades de General Güemes y el pueblo azucarero de Campo Santo. El siniestro se produjo a la altura del paraje La Población.
Tras varios llamados de automovilistas que acertaron a pasar a esa hora por la ruta 11, la Policía llegó a al lugar conjuntamente con un ambulancia del hospital zonal de General Güemes. En el sitio del accidente se encontraban dos personas heridas. La más grave había quedado atrapada en el interior de un Renault Clío, y fue identificada como Luis Santiago Medina, de 52 años, con residencia en barrio Santa Teresita de la ciudad de General Güemes.
Medina había partido de General Güemes con dirección de a Campo Santo. Por razones que se tratan de esclarecer, chocó casi en forma frontal con una camioneta Hilux conducida en sentido contrario por un vecino de Campo Santo, de apellido Alarcón.
Tras la violenta colisión Medina quedó atrapado en los hierros del Clio, con perdida de gas en el vehículo. Minutos después llegó hasta el lugar una dotación de Bomberos General Manuel Belgrano para controlar la pérdida y rescatar a la víctima, quien permanecía con vida.
El hombre fue trasladado en código rojo al nosocomio local pero horas después perdió la vida debido a las múltiples heridas, fue diagnosticado con fuertes traumatismo en tórax, encéfalo craneano y abdomen.
Por otro lado, el conductor de la camioneta (Alarcón) resultó sin heridas debido al accionar de su airbag.

2,6 de alcohol en sangre
La violenta y mortal colisión no solo dejó una v'citima fatal, sino la sensación que el alcohol sigue presente en muchos de los accidentes mortales que se produce en nuestra provincia.
La alcoholemia sobre el conductor de la camioneta arrojó 2,6 a la hora que se realizó, es decir mucho después del impacto y cuando el fiscal de turno así lo solicitara.
Una fuente del Valle de Siancas aseguró que más que control hace falta conciencia".
Murió al embestir una vaca
En las primeras horas del 2016 en Coronel Juan Solá, Morillo, localidad ubicada en el chaco salteño, sobre ruta nacional 81 un joven perdió la vida al impactar con su motocicleta a gran velocidad contra un animal vacuno, que se hallaba sobre la calzada.
La violenta colisión mató de manera instantánea al conductor de la motocicleta, y dejó malherido al animal, que murió poco después de la llegada de la policía al lugar del siniestro.
Los efectivos fueron notificados vía telefónica del siniestro vial a horas 08.20 y minutos después los uniformados pertenecientes a la comisaría 44 constataron que el siniestro ocurrió sobre ruta provincial 132, a la altura del Puesto Campo Alegre distante a 10 kilómetros de esta localidad.
Los uniformados verificaron que sobre la banquina se encontraba tendido un hombre sin vida, identificado como Fabián Orquera (37) y junto a él una motocicleta marca Motomel 150 cc, métros más allá se encontraba un animal vacuno sin vida.
De consulta con el Fiscal Penal 3 ordeno se traslade personal de División Criminalística y médico legal para establecer las causas del accidente y del deceso del joven motociclista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora