Consumir los alimentos de temporada no solo supone un ahorro para el bolsillo, sino también un cúmulo de beneficios para la salud. Las frutas, verduras y productos frescos se encuentran en su apogeo y llenos de nutrientes, por lo que, de cara al comienzo del otoño, es importante elaborar una lista de los alimentos que ayudarán a recuperar la energía.
Son alimentos de temporada, ricos en vitaminas y llenos de nutrientes que ayudan a superar el cansancio y la falta de energía que a veces acompaña al otoño. Eso sí, muchos de ellos deben consumirse con moderación y siguiendo una dieta equilibrada.
- Sardinas y caballa (pescado azul pequeño que no tenga mercurio). Son ricos en grasas poliinsaturadas omega 3 y están libres del peligro de estar contaminados con mercurio y dioxinas como el pescado azul de mayor tamaño. Se relaciona con una mejora del perfil de los lípidos (aumento del colesterol bueno, HDL y control del malo, LDL).
- Nueces y almendras. Son ricos en fibras, proteínas y tienen una potente acción antioxidante, por su contenido en vitamina E y selenio. Su acción positiva sobre las grasas saturadas protege de la enfermedad cardiovascular. Solo un problema, tienen muchas calorías.
- Yogurt. Es un alimento antiguo con buena fama. Gran fuente de calcio y vitamina A, B12 y ácido fólico. Su consumo está asociado al mantenimiento de un peso saludable. Las bacterias lactobacillus bulgaricus y el streptococcus thermophilus protegen y regulan la flora intestinal.
Manzanas. La fórmula es consumir frutas de temporada y con mucho color. Son ricas en vitaminas y antioxidantes.
Zanahoria. Contiene betacaroteno, una sustancia que se transforma en vitamina A o retinol, presentes en la piel y las mucosas. Es rica en fibra e hidratos de carbono. Contiene las vitaminas: B, C, D, E , K; diversos minerales, como calcio, fósforo, potasio, y pequeñas cantidades de proteínas. Es rica en fibra y tiene pocas calorías.
Tomate. El tomate es el antioxidante perfecto y una fuente natural de vitamina C. Diversos estudios lo relacionan con la prevención de nueve tipos de tumores. Ayuda a eliminar el ácido úrico y fortalece el sistema inmunológico.
Lentejas y garbanzos. Las lentejas son muy ricas en proteínas. Una taza de lentejas aporta 16 gramos de proteínas, mientras que una hamburguesa de 100 gramos de carne magra contiene 15. Su contenido de grasa es bajo y contiene cantidades adecuadas de calcio. Los garbanzos tienen mayor porcentaje de hidratos de carbono que otras legumbres y son ricos en fibra.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia