Anteojos para ciegos con sensores que, mediante vibraciones, indican la presencia de obstáculos. Una silla de ruedas incrustada e impulsada por una bicicleta; una vivienda automatizada para personas con problemas de movilidad; una pizarra para docentes automatizada y la construcción de muebles y baldosas con tapitas plásticas de gaseosas, fueron algunos de los proyectos que sorprendieron en la muestra anual de la Escuela Técnica 3133.
Todo estuvo expuesto en la muestra que se realizó entre el jueves y viernes pasado en el establecimiento, donde alumnos y docentes montaron los stands para mostrar el fruto del trabajo anual realizado en los talleres y en las distintas materias que se dictan en la institución. Lo destacable es el uso de tecnología para mejorar la calidad de vida de discapacitados.

La "bicisilla"

Entre las iniciativas se destacó una "bicisilla" para personas discapacitadas o con problemas de motricidad. Los alumnos de 4§ 1ª del ciclo superior, con especialidad en Electromecánica, desarrollaron un prototipo. "Este proyecto está pensado para personas con diferentes tipos de discapacidad y les permite circular, sin importar las distancias. En general, una persona en silla de ruedas depende de la fuerza de quien lo lleva y la mayoría de las veces es agotador e incómodo para quien lo debe hacer manualmente. Por eso es que a la silla le implantamos una parte de bicicleta para que la impulse", explicó Guillermo Lobo, uno de los alumnos que trabajó en la iniciativa.
"Esta silla soporta un peso de entre 30 y 40 kilos; está pensada para los niños y sus padres facilitándoles el desplazamiento. Este es un prototipo básico, tenemos pensado avanzar y colocarle un motor a la bicicleta para hacer más fácil el trabajo de los familiares, amigos y de todos los que colaboran para trasladar a las personas con discapacidad y se esfuercen menos", remarcó el estudiante.
Esos alumnos también diseñaron una pizarra automatizada para docentes que permite borrar con sensores, para ofrecer rapidez, practicidad y versatilidad a los educadores.
Vivienda automatizada
Por su parte, los alumnos de 3§ 1ª expusieron la maqueta de una vivienda social automatizada para personas con discapacidad, enfermas o con problemas de movilidad.
A través de un software se controlan las luces, los ventiladores, el aire acondicionado y diferentes electrodomésticos. El sistema es operado con una aplicación de celular y con bluetooth.
"Este es un proyecto de una vivienda social, totalmente automatizada especialmente diseñada para personas con dificultades de movilidad. Tiene una puerta ubicada a 45 grados para que la persona con silla de ruedas se desplace con mayor comodidad", dijo la alumna Micaela Vázquez mostrando detalles del novedosos diseño.
"Esto funciona mediante un sistema Arduino, que es el cerebro de la casa. Mediante de una aplicación de celular se puede controlar todo gracias a un puerto conectado a una placa. Por ejemplo, desde las llaves de luz se pueden encender y apagar, la música y el aire acondicionado y, al mismo tiempo, cuando comienza a funcionar el aire las ventanas se cierran automáticamente", remarcó el estudiante Emiliano Molón.
Destacaron que este proyecto fue ideado porque hay muchas personas que tienen discapacidades y viven solas. "Realmente se pueden diseñar y construir estas viviendas para beneficio de la gente. Es un proyecto viable que necesita financiamiento, por ejemplo, de los gobiernos", expresaron los jóvenes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora