En los últimos 40 días, murieron más de 663 personas, sumando las víctimas de los atentados suicidas perpetrados por ISIS en Ankara, la capital de Turquía, al del viernes en Bamako, en territorio de Mali, con 21 fallecidos, reivindicados y cometidos por grupos de yihadistas.
Una semana después de los atentados que dejaron decenas de muertos en la capital francesa el 13 de noviembre, los parisinos reivindican con su presencia en las terrazas de los bares una nueva forma de resistencia que hace gala, sin estridencias, del lema de la ciudad: "Batida por las olas, pero no hundida".
El ISIS no es el primer grupo que usa la retórica religiosa para enmascarar su propia crueldad.
Al Qaeda lo comenzó a hacer hace 13 años y Boko Haram, otro grupo extremista radicalizado, lo hizo más recientemente.
Lo que los une es la mentalidad totalitaria que niega la dignidad a otros seres humanos.
"Cualquier forma de violencia contra civiles inocentes o persecución de minorías contradice los principios del Corán y la tradición del Profeta", dicen algunos especialistas.
Los miembros del ISIS o son completamente ignorantes de la fe que proclaman o sus acciones tratan de servir a los intereses individuales de sus líderes políticos.
Deberían considerar que sus acciones son las de un grupo terrorista y como tales deberían ser llevados a juicio y obligados a responder por sus horrendos crímenes.
Hecho vergonzoso
Uno de los hechos más repudiados por el mundo entero lo mostraron en un video, cuando 200 niños son puestos en el suelo boca abajo y luego el grupo terrorista realizó una nueva ejecución masiva en Siria, según consignaron diversos diarios británicos y organizaciones no gubernamentales de Medio Oriente.
La grabación circuló por las redes sociales, como suele ser habitual en este tipo de casos.
La información publicada por la prensa mundial Mirror, el video fue subido a diversos medios por un grupo anti-ISIS con base en Yemen.
En la grabación puede verse cómo los yihadistas obligan a los pequeños a tenderse boca abajo en el suelo y a quedarse quietos. Luego de un momento, uno de los terroristas comienza los disparos. De inmediato es seguido por los demás islamistas.
La veracidad del video todavía no fue confirmada por las autoridades sirias. Sin embargo, este tipo de ejecuciones suele ser corriente dentro de la metodología del ISIS.
El video fue publicado por una organización antiyihadista de Yemen.
"Los niños fueron ejecutados por haberse negado a formar parte de las fuerzas del grupo terrorista", según reportó el diario HourNews, de los Emiratos Árabes.
Son temibles
Los yihadistas pertenecen al Estado Islámico son extremistas que se consideran los únicos verdaderos creyentes y consideran que los no creyentes (el resto del mundo) busca destruir el Islam.
Por ello no importa si se traten también de musulmanes o no musulmanes, ISIS igual los ejecuta o decapita.
Y se financian vendiendo en el mercado negro el petróleo crudo y refinado que consigue en territorios capturados. Los terroristas incluso lograron desabastecer a Siria de este recurso. Y cuando se proponen derribar a alguien lo hacen sin ningún problema.
No les importa quién está al frente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora