Un artículo publicado por el Wall Street Journal analiza la grave situación a la que se enfrentan los bancos británicos desde su apertura y fuerte caída de las bolsas europeas este viernes tras la decisión ciudadana de abandonar la Unión Europea.

Entre los afectados se encuentra el holding financiero Barclays, con sede en Londres, el Bank of Scotland, Lloyds Bank, HSBC, el banco españolSantander y otras entidades financieras del continente europeo tales como el alemán Deutsche Bank y los franceses Société Générale y BNP Paribas.

Todas esas entidades abrieron con brutales caídas este viernes ante la histórica noticia. Las acciones en la bolsa de Barclays bajaron a un 30% y las operaciones de prestamistas europeos se derrumbaron en el mercado al conocerse los resultados del referéndum.

"Los sectores financieros esperaban realmente la permanencia (dentro de la UE", dijo Joseph Dickerson, analista de inversiones del banco Jefferies International, y aseguró: "Estamos entrando en un largo período de incertidumbre".

Durante el mediodía muchos bancos británicos se recuperaron y Barclays bajó al 18% tras el fuerte derrumbe de la apertura. Otros sectores financieros en Londres cayeron por el doble de ese porcentaje.

Las acciones del Switzerland's Credit Suisse Group AG cayeron en un 11%, y el Standard Chartered PLC en un 6%. También las acciones de la financiera alemana más grande, Detusche Bank, registraron una caída del 14%.

Las acciones del grupo HSBC, que pidió la permanencia en la UE por sus operaciones en Asia, cayeron en un 4%, el banco español Santander también tuvo una significativa caída en sus operaciones a través de Reino Unido, el precio de sus acciones registró una caída del 18% en la mañana de las bolsas europeas.

santander.jpg

Un gran número de entidades bancarias aseguraron que están dispuestas a cambiar sus estrategias y a abandonar Londres si fuese necesario, pero nada será precipitado por la importancia de tales movimientos. Por otro lado, ejecutivos bancarios aseguraron que durante la noche, luego de anunciarse públicamente el resultado, los mercados operaban con normalidad, aunque el comercio de divisas fuera de Asia aumentó cuatro veces su volumen normal.

"Me temo que no es un buen día para Europa en absoluto", afirmó el director ejecutivo del Deutsche Bank, John Cryan, en un comunicado oficial. "En este momento, no podemos ver la totalidad de las consecuencias, pero no hay dudas de que será negativo para ambas partes (Reino Unido y la UE)"..

El presidente del banco estadounidense J.P. Morgan Chase & Co., que tiene unos 16.000 empleados en Reino Unido, aseguró que a pesar de los resultados de este viernes, siempre han tenido y mantendrán su "importante presencia en Londres, Bournemouth y Escocia, sirviendo a los clientes locales" como hicieron "por más de 150 años".

Para los bancos italianos, la mañana de este viernes fue aún peor. La mayoría de los movimientos en el mercado cayeron, y en la apertura no pudieron operar en Milán. Intesa Sanpaolo SpA cayó un 19%, UniCredit SpA perdió el 18% y Banca Monte dei Paschi di Siena SpA registró una caída del 12 por ciento.

Lo mismo sucedió con las entidades francesas que reflejaron uan gran preocupación, la Société Générale SA cayó en alrededor del 18% al igual que BNP Paribas SA y Crédit Agricole SA que estuvieron en un 15 por ciento.

En Londres se registró una fuerte desaceleración cercana al mediodía, una caída en los depósitos líquidos, ya que los inversores decidieron tomar su dinero ante la incertidumbre. Las finanzas europeas dependen en mayor medida de las inversiones, el riesgo desatado por el Brexit puso en vilo a compañías, entidades financieras y económicas del país por los resultados que se pueden dar en los mercados. Los analistas europeos aseguran que la salida realizada por el Reino Unido puede derrumbar a la economía de ese país e incrementar el desempleo y los impuestos.

Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora