El exsecretario de Obras Públicas José López fue indagado ayer por el juez Daniel Rafecas. Le dijo que intentó suicidarse y reveló dónde escondía el dinero. Según López, "era plata que venía de la política" el origen de los casi nueve millones de dólares que intentó ocultar en el convento de General Rodríguez.
El exfuncionario kirchnerista declaró durante varias horas y contesto preguntas del juez Rafecas y del fiscal Federico Delgado en Comodoro Py, en la causa por enriquecimiento ilícito. Quien fuera el número dos de Julio De Vido dijo que antes del episodio del monasterio estaba "paranoico y desorientado", y que intentó suicidarse con una pistola Glock que no pudo encontrar en su casa.
Sobre esa noche, la de su detención, declaró que salió con su auto cargado con los bolsos y la valija con el dinero, "sin rumbo fijo". Dijo que en el trayecto "le parecía que lo iban encerrando y condicionando desde otros vehículos, como guiándolo, y así terminó en General Rodríguez, en la calle que daba al convento, adonde finalmente se dirigió".
López buscó despegar a las monjas, que "no sabían" el contenido de los bolsos que intentó esconder. Según su relato, estuvo con la Madre Alba, quien le estuvo hablando y "pidiéndole tranquilidad" y que se quedara. Luego agregó que salió del convento "con ánimo de entregarse".
Un lugar falso
Asimismo, contó que escondía los dólares en un entrepiso falso debajo del tanque de agua de su casa de Dique Luján y desligó a su mujer del asunto. Según indicó, María Amalia Díaz no sabía que él tenía en su poder casi 10 millones de dólares. Respecto de la casa de Dique Luján, negó ser su propietario, así como también negó que Galera o Gutiérrez fueran sus testaferros.
López declaró que tuvo "un par de reuniones con el arquitecto Curcio para intercambiar ideas sobre la casa, dado su interés en comprarla con la casa terminada, si conseguía el dinero". Explicó que, como no obtuvo préstamos hipotecarios, optó por alquilarla.
Además, sostuvo que los millones de dólares secuestrados no era de él y negó haberse enriquecido ilícitamente. Finalmente, afirmó que cuando esté "más fortalecido anímica y físicamente" ampliará su indagatoria en próximas citaciones.
Además, el exfuncionario contó: "A mi mujer no le pregunten nada, ella no tiene nada que ver en esto. La involucraron por el solo hecho de ser mi esposa. No tenía ni idea de los que estaba sucediendo".
Tras su extensa declaración, la Justicia informó que López se encuentra "en muy buen estado general" y que dijo sentirse "bien tratado" en el penal de Ezeiza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


gio vergara
gio vergara · Hace 1 mes

lopecitos que te choreaste hdmp

Se está leyendo ahora