En el parque San Martín se pudo ver a los chicos en los cuatriciclos a pedal. Jan Touzeau.

La gélida mañana de ayer no fue excusa suficiente para que las madres, los padres, las tías y los tíos se salvaran de las tareas propias de las vacaciones de invierno y de verano: distraer a los chicos con tal de no escuchar la más trillada de las frases: "Estoy aburrido".

El lunes mostró así su cara de receso escolar. No hay clases. Quedó claro. De a docenas los chicos se pudieron entretener con las numerosas actividades gratuitas y a bajo costo que se ofrecen en toda la ciudad, y especialmente en los puntos neurálgicos, donde siempre hay algo lindo para hacer.

El parque San Martín fue un lugar muy concurrido ayer. Los chicos se subieron a los cuatriciclos a pedal y recorrieron el parque hasta quedar rendidos. También probaron los kartings renovados. En otro sector del parque la propuesta era pintar y a los chicos les encantó.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...