Tomás, Carlos y Rodrigo llegaron ayer hasta la planta editorial de El Tribuno para dar a conocer la situación por la que atraviesan los chicos y adolescentes que practican BMX en la zona norte de la ciudad.
Ellos representan a unos 30 jóvenes de Vaqueros, Ciudad del Milagro, Belgrano, Castañares y de los demás barrios de la zona norte que practican este deporte de dos ruedas y que no tienen un lugar para poder hacerlo tranquilamente.
Se trata de una de las modalidades de mountain bike, pero que se practica en lugares más urbanos.
Es por eso que desde hace un tiempo que intentan practicar con sus bicicletas en la pista de skate que hicieron en el nuevo parque del Bicentenario.
Sin embargo, los efectivos de la Policía de la Provincia los sacan de muy mala manera, por ser exclusiva para los skaters, y ya tuvieron algunos problemas que no llegaron a mayores.
Piden a las autoridades provinciales o municipales que se arme una pista para ellos, preferentemente en el Bicentenario, ya que conforman un enorme grupo que se congrega a practicar y socializar.
"Somos como una familia. Ya nos conocemos todos y a los que no conocemos rápido los detectamos por la clase de bici que usa", dijo Carlos.
Los chicos piden eso porque en el banner de ingreso al parque hay una imagen de un biker y ellos están muy ilusionados por una pista.
"Sería nuestra salvación. Practicar nos saca del mundo, nos saca de muchas otras cosas malas como las drogas. Si tendríamos una pista nos tendrían todo el tiempo haciendo deportes", dijo Tomás.
Lo concreto es que si hubiera una pista asistiría la familia completa porque hay bikers de todas las edades y todos los tamaños.
Algunos comienzan desde los cinco años y siguen practicando hasta que el cuerpo les da.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora