El triunfo de Paula Pareto no quedará circunscrito a una medalla olímpica, la primera de oro para una mujer argentina. La Peque, además de la gloria y el reconocimiento deportivo, percibirá una cifra que, tal vez, jamás imaginó: 70.000 dólares. El largo camino que emprendió la yudoca de San Fernando quedó registrado en su victoria ante la japonesa Ami Kondo, que recibirá 19.200 dólares (el oro en Japón otorga 48.000 dólares y el bronce 9.600). Sin embargo, detrás del triunfo más importante de su carrera existieron años de sacrificio. La confirmación del premio económico para Pareto será oficializado en los próximo días, de acuerdo a una publicación de La Nación.
El cambio en la Argentina es notorio. Entre un Juego Olímpico y otro, el valor del dólar también se modificó ostensiblemente. Sin embargo, para un deportista olímpico obtener una medalla implica un plus económico significativo. Cuatro años atrás, Sebastián Crismanich, medalla de oro en taekwondo, cobró 150.000 pesos (unos 34.000 dólares; cotizaba a 4,5 pesos entonces). En esos mismos Juegos, por el logro grupal de su medalla de plata, las Leonas recibieron 700.000 pesos a repartir entre el grupo. Mientras que Juan Martín del Potro (bronce en tenis tras vencer a Novak Djokovic) y la dupla Juan de la Fuente-Javier Conte (bronce en yachting clase 470), fueron premiados con 60.000 pesos cada uno. Si se toma el valor de la moneda estadounidense, tan determinante en la economía argentina, la Peque obtendrá un beneficio económico de 1.028.300 pesos (dólar a $14,69). Es decir, 6,8 veces más que Crismanich. O poco más del doble en dólares.
Distintos casos, distinta vara
El valor económico de una medalla varía de acuerdo a cada país. Es potestad del Comité Olímpico y de sus distintos entes deportivos y gubernamentales determinar cuánto dinero y cómo se le entrega a cada deportista. Por caso, en Estados Unidos, país dominante en el concierto olímpico mundial, una medalla de oro es remunerada con 25.000 dólares. Si ganan la de plata, reciben 15.000. Y $10.000 por una de bronce.
En Londres 2012, la colombiana Mariana Pajón, oro en BMX femenino, ganó poco más de 33.000 dólares. Para esta ocasión, alcanzar lo más alto del podio olímpico le generará un ingreso al deportista que lo consiga de 55.000 dólares. Quienes consigan una medalla de plata ganarán 32.000 dólares. Y por una de bronce, los colombianos obtendrán 23.000 dólares.
Las ciclistas Anna Van der Breggen, de Holanda, Emma Johansson, de Suecia, y la italiana Elisa Longo Borghini; distintas medallas y diferentes premios de sus Federaciones
Las ciclistas Anna Van der Breggen, de Holanda, Emma Johansson, de Suecia, y la italiana Elisa Longo Borghini; distintas medallas y diferentes premios de sus Federaciones. Foto: AP
El premio en España es de 105.000 dólares por el oro olímpico, 48.000 por la de plata y 30.000 por cada bronce. De por sí, es inferior al de otros países como Azerbaiyán (715.00 dólares), nación que forma parte del orden olímpico desde 1993 producto de la disolución de la Unión Soviética en 1991.
Por su parte, Italia recompensa a sus deportistas con 168.000 dólares por una medalla de oro, 84.000 para la medalla de plata, y para la de bronce 55.000.
La medalla de oro en Rusia es premiada con 4 millones de rublos (61.000 dólares). Así lo anunció el primer ministro Dimitri Medvedev en enero pasado. Una medalla de plata es gratificada con premio de 2,5 millones de rublos (38.000 dólares) y el bronce un 1,7 millones de rublos (26.000 dólares).
En México, la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) informó que otorgará un premio de tres millones de pesos (unos 160 mil dólares) para la medalla dorada, dos millones para la de plata y un millón para la de bronce.
Suecia
En épocas del marketing industrial, suena llamativo el caso de Suecia que, por sus políticas de Estado, parece haberse quedado detenido en el tiempo en comparación con otros países. Suecia y su visión de la cultura del Deporte es más afín a los sueños de Pierre de Coubertin, quien, además de forjar los Juegos Olímpicos modernos, siempre estuvo a favor de deportistas no rentados. Para el país nórdico no existe el valor monetario por una medalla olímpica. Sus deportistas, son recibidos en su país y se les entrega una mascota de peluche. 'Del Comité Olímpico reciben una mascota de peluche de Río. Una grande por el oro, mediana por la plata y pequeña por el bronce', afirmaron en Río desde el Comité Olímpico. Similar es el caso de Gran Bretaña, que no entrega ningún premio del Estado, pero sí beneficia a sus deportistas con fondos de los patrocinadores en función del objetivo alcanzado.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia