*

Los combustibles suben 10% y la nafta súper costará casi $19
Un nuevo incremento en el precio de los combustibles líquidos podría llegar en los próximos días a Salta, conforme a los transcendidos que se difundieron ayer y que los empresarios del sector no se ocuparon de negar. La suba del 10%, alícuota que se mencionó en los rumores, redundaría en un precio de la nafta impensado meses atrás: casi $19.
El precio de la nafta premium, que actualmente cuesta $18,91, superaría el umbral de los veinte pesos, mientras que la nafta súper que por estos días vale $17,12, quedaría prácticamente en $19. Si se tiene en cuenta que en abril los combustibles habían tenido una trepada en sus precios del 20%, de confirmarse este nuevo aumento se habría subido un 30% en poco más de un mes.
"Somos los últimos en enterarnos en forma fehaciente porque las compañías petroleras nunca nos avisan con antelación que habrá incrementos en los precios, nos informan unas horas antes de que se produzca la suba", detalló Ricardo Stella, quien preside la Cámara de Expendedores de Combustible de Salta. "Recién a las 10 u 11 de la noche del día anterior al aumento nos informan oficialmente", expresó.
De todos modos, Stella recordó que "el ministro de Energía de la Nación -Juan José Aranguren- ya había adelantado que podían sucederse todos estos aumentos". A pesar de ello, el precio del barril de petróleo está en bajada; consultado por esa incoherencia -el combustible aumenta pero el petróleo baja-, el empresario se desentendió remarcando que "los expendedores no son formadores de precios".
"Con respecto a si corresponde o no corresponde aumentar el precio, no somos nosotros los que tenemos que determinarlo porque no somos formadores de precios, no intervenimos en esa decisión", aseguró Stella y añadió que "esa es una decisión que la toman las compañías petroleras exclusivamente". Explicó, en ese sentido, que los expendedores acuerdan por contrato acatar las disposiciones tarifarias que indican las petroleras.
Todo indicaría que el nuevo aumento de 10% se implementaría a partir del domingo, según confirmaron de forma extraoficial fuentes nacionales del sector petrolero. Con este incremento se totalizaría un gravamen del 30% en tan solo un mes. Asimismo, esto se suma al salto en el precio del GNC, también acaecido en la primera quincena de abril. El gas pasó en un solo día de costar poco más de 6 pesos a posicionarse cerca de los 10, es decir, un incremento del 50%.
Las estaciones de servicio
A raíz de la coyuntura económica nacional, que incluyó una fuerte devaluación a fines del año pasado y una inflación que se proyecta en 45% para 2016 -según mediciones privadas, ya que el Indec aún no ha publicado datos oficiales-, la actividad comercial de las estaciones de servicio sufrió un fuerte estancamiento.
El Tribunodialogó con Rosario Sica, presidenta de la Federación de Empresarios de Combustibles de la República Argentina (Fecra), quien opinó que "si aumentan de nuevo no nos dan tiempo a las estaciones de servicio a reponer capital, eso nos daña severamente". Sobre la situación provincial, apuntó que "en el interior, sobre todo en el norte, las ventas bajaron entre un 30 y un 40% en los últimos meses".
"Tenemos todo el ánimo de colaborar con el gobierno, pero creo que el ingeniero (Mauricio) Macri no está tan bien asesorado dado que mientras el combustible del mundo ha bajado más del 50%, acá, en lo que va del año, ya hubo tres aumentos", agregó la referente nacional y añadió que como consecuencia de ese contexto "solamente en YPF ya están determinados 2.500 despidos o suspensiones".
Criticó también la idea de Miguel Galuccio, quien fue el CEO de la empresa tras la recuperación de la mayoría de las acciones por parte del Estado nacional. "Galuccio movió todo esto, se esforzó. No importa de qué partido sea, era un técnico muy valioso, que conocía del tema", remató Sica.
Por su parte, Stella indicó que "la situación no es buena, otorgamos incrementos de salario y se aumentaron nuestros gastos, estas cosas tienen un impacto directo en la actividad de nuestros negocios". Los empleados de este sector consiguieron un aumento escalonado del 24% que se aplicará por seis meses, hasta septiembre próximo.
Coincidió con su par nacional en cuanto a la merma del consumo: "Con la situación actual que está atravesando toda la economía argentina, notamos una retracción en la demanda de combustible, eso lo podemos decir con certeza". Añadió que "la gente compra menos combustible porque prioriza otras cosas que son más importantes y urgentes en su presupuesto familiar". Además, garantizó que en Salta hasta el momento no hubo despidos en las estaciones de servicio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...