Históricamente, noviembre ha sido el mes que menos ventas concita debido a que no tiene ninguna fecha comercial especial, como ser el Día de la Madre, del Padre o Del Niño. Por ello, desde hace cuatro años, la Cámara de Comercio conjuntamente con el Gobierno provincial impulsan un fin de semana de promociones.
El Black Friday de este año se llevará adelante el 18 y 19 del próximo mes y, según las expectativas de los organizadores, contará con la adhesión de más de mil doscientos comercios. Ese fue el número de comercios que se sumó el año pasado y, como mínimo, se espera el mismo grado de adhesión para la edición 2016.
Las inscripciones para los comercios interesados se realizarán del 1 al 9 de noviembre y se tramitarán ante la Cámara de Comercio. Se consigna un acuerdo y los comerciantes deben adscribir a un somero código de ética que puntualiza algunas cuestiones mínimas sobre lealtad comercial, explicaron desde la entidad.
El presidente de la Cámara, Rubén Barrios, estimó que la organización del evento comercial insumirá unos 600 mil pesos, en los que se incluyen gastos operativos, logística, publicidad y costos contingentes. De ese total, aproximadamente el 50% lo aportará el Gobierno de Salta, según indicó a El Tribuno el secretario de Comercio, MiPymes y Desarrollo Local, Nicolás Ramos Mejía.
"No puedo decir exactamente cuánto gastará el Gobierno aunque puedo confirmar que nos haremos cargo de la publicidad. Hay espacios que ya tenemos pautados y los ponemos a disposición de la difusión del Black Friday", indicó Ramos Mejía.
En cuanto a los alcances geográficos del fin de semana de promociones, Barrios aseguró que se está dialogando con las cámaras comerciales del interior para que se alcance la mayor cantidad de localidades posible. Se atrevió a anticipar que en las ciudades más grandes del interior, como Orán, Tartagal y Metán, sí habrá comercios adheridos.

Salvar el año

El presidente de la Cámara reconoció que este fue un año muy difícil en el que se conjugaron una serie de factores adversos para el sector, tales como el aumento en los servicios, la apertura de las importaciones, el incremento del tipo de cambio y la expansión del comercio no contribuyente.
Barrios subrayó que, en ese sentido, se espera que la propuesta para noviembre sea un espaldarazo para iniciar el repunte que se viene esperando desde el inicio del segundo semestre. "Esperamos que con esto empecemos el camino de la recuperación", afirmó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora