Martín Casares es subsecretario de Política Criminal y es uno de los impulsores del proyecto del Gobierno nacional para bajar la edad de imputabilidad a los menores. En diálogo con El Tribuno defendió la postura oficial y remarcó que la nueva propuesta busca cambiar el sistema penal juvenil. "El vigente es un régimen de tipo tutelar que provine de un decreto ley de la época de la dictadura del año 1980, que no está adecuado a la realidad de nuestro país y que además no es respetuoso de la Convención de los Derechos del Niño", señaló.
Además, el funcionario se refirió a la situación de los menores respecto a los delitos de gravedad. "En 2014 sobre un total de 1.142 de chicos que estaban detenidos tenemos 255 por homicidios y 73 fueron tentativa. O sea, que sí vos sumás el homicidio y la tentativa tenés 328, que es un porcentaje muy alto", destacó el funcionarios nacional.
¿Cuál es el eje principal de este proyecto que hoy están impulsando desde el Gobierno nacional, por qué parecería que solo se quiere centrar en la baja de la edad de imputabildad?
El proyecto que nosotros venimos trabajando desde el año pasado es cambiar el sistema penal juvenil. El vigente es un régimen de tipo tutelar que provine de un decreto ley de la época de la dictadura, del año 1980, que no está adecuado a la realidad de nuestro país y que además no es respetuoso de la Convención de los Derechos del Niño. El proyecto es derogar el actual vigente para ir hacia una nueva ley de responsabilidad penal juvenil. En este sentido, el tema de la edad de la imputabilidad es un tema importante pero es un punto más. Consideramos que el eje central del debate tiene que ser cuál es el tratamiento que nosotros le vamos a dar a los menores que cometan delitos. Nosotros consideramos que es un tema importante y estratégico, teniendo en cuenta que los delitos que son cometidos por jóvenes son cada vez más graves. Además, los adultos que ingresan al servicio penitenciario, en un número muy grande, poseen antecedentes desde menores. Con lo cual, el objetivo del proyecto que estamos impulsando es, para el joven que cometió un delito, tratar de aplicar medidas socio-educativas para que no vuelva a cometer un delito. Para que reencause su comportamiento y el día de mañana no lo tengamos como mayor que cometió un delito.
¿Creció el delito de menores en los últimos años?
Lo que se ve es que los delitos cometidos por menores no son delitos leves. Sobre una muestra del año 2014 sobre un total de 1.142 de chicos que estaban detenidos tenemos 255 homicidios y 73 fueron tentativa. O sea, que sí vos sumás el homicidio y la tentativa tenés 328, que es un porcentaje muy alto. Otro dato significativo es que en 502 casos hubo uso de armas. Después, de ese total, el 43% había cometido delitos con anterioridad.
Cuando empezó la discusión sobre la imputabilidad de los menores se puso en el debate el tema edilicio y que iban a faltar centros de detención juveniles. En un momento se dijo que esos chicos iban a ser alojados en cárceles de mayores. ¿Esto es así?
La verdad no sé de dónde salió eso. Ni el ministro (Germán Garavano) ni yo en algún momento dijimos eso. No lo podés hacer, es imposible. Actualmente los chicos que comenten delitos ya están alojados en centro distintos. Si lo que queremos es mejorar esa situación, no los podemos mandar a una cárcel. Tienen que estar en institutos especiales con tratamientos específicos porque son menores de edad.
¿Ya están trabajando en este proyecto?
Esta semana, te doy un anticipo, el jueves va a haber una primera reunión con especialistas, operadores del sistema judicial y miembros del Poder Ejecutivo en la que se va a empezar a trabajar y discutir de estos temas. Luego, una comisión más pequeña va a estar encargada de redactar el proyecto que será más adelante enviado al Congreso. Por otra parte, lo que estamos planteando poner arriba de la mesa es la posibilidad de analizar, en cada caso concreto ,si el chico comprendió la criminalidad de los actos. Esto no implica bajar automáticamente la edad que hoy está en 16 años, sino que se pueda analizar en un caso concreto si ese chico que cometió un delito grave como un homicidio o una violación, no un hurto, en esos casos que se analice si el chico puede ser imputable, si se puede hacer responsable de su conducta. Con lo cual, no es bajar la edad a 14 y empezar a institucionalizar chicos por hurtos.
¿Por qué aumentaron los delitos cometidos por menores?
La delincuencia penal juvenil no obedece a un solo factor sino a varios. A mí me parece que la falta de un régimen penal juvenil adecuado que dé una respuesta en términos de responsabilidad es uno de los factores.
¿Por qué?
Porque lo que se genera es impunidad. Si vos agarrás y decís, ante todos los delitos, no importa si son graves o leves, la respuesta es, a los menores de 16 nada, eso genera impunidad. Es una sensación para los chicos de que aunque cometan un delito grave no se los pueda imputar ni responsabilizar. Lo cual también los torna víctimas de los adultos que los utilizan para cometer delitos. También lo que tenés es una ausencia de una política integral de políticas públicas para prevenir que esos chicos de sectores vulnerables no ingresen al mundo del delito. Desde ya, también es una cuestión de la situación social, la pobreza aporta.
En ese cuadro de vulnerabilidad, si vos tampoco tenés políticas de prevención destinadas a que el chico no se drogue, no cometa delitos, a que haga deportes y tenga distintos niveles de contención, no solo familiar sino también en la escuela... parecería hasta lógico el resultado.
¿Les preocupa el nivel alto de adicción que existe entre los chicos que están privados de su libertad?
Por supuesto, hay gravísimos problemas de drogas y adicciones que llevan a los chicos a cometer delitos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...