Naciones Unidas ha formulado los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La Argentina adhirió y por lo tanto hay trabajo por hacer: terminar con la pobreza y lograr el hambre cero, entre otros. Yo voy a suponer ahora que estoy en Salta y que tengo un arma con tres balas de plata. Debo entonces seleccionar tres subobjetivos ¿Cuáles elegiría? Terminar con la pobreza y el hambre, la reducción de las desigualdades aberrantes y la promoción del trabajo decente. Para alcanzar el primer objetivo lo prioritario consiste en romper el círculo de la pobreza y la desigualdad y eso solo se logra atacando con todo la pobreza en la niñez. Segundo, la promoción del trabajo decente. Para eso es necesario el crecimiento económico, pero hasta que llegue debe lograrse el consenso y el diálogo social.
Mientras la pobreza y la riqueza sigan siendo hereditarias, hagamos lo que hagamos, no seremos capaces de avanzar. Mientras exista una estructura productiva que genere empleo decente para la mitad de los trabajadores de que dispone el país, no seremos capaces de avanzar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora