"Deseo que no exista la droga", "Sr. juez del Juzgado de Ejecución detenido N° 201", "Que mi mamá tenga trabajo y seamos felices", "Deseo que mi papá cambie y seguir siendo amiga de Ara", "Deseo una Play 4 y esas cosas", "Mi deseo es que todos seamos más libres cada día", "Mi deseo es ser feliz de la mano de Jesús", "Deseo que mi mamá esté conmigo, mi hermana y mi papá", "Paz, prosperidad, bendición para mi nuevo hogar en San Lorenzo", "Deseo mejorar en el violín e irme a vivir a otro país", "Deseo una zapatilla original", "Deseo que todos puedan cumplir sus sueños e ir en busca de la felicidad". Alejandro Lerner ya se preguntó una vez adónde iban los sueños de la humanidad en su tema "El poder de los sueños". Aquí en Salta muchos de ellos se alojan en el corazón de nuestra ciudad, la plaza 9 de Julio.
Espontáneamente ayer y anteayer cientos de personas se acercaron a escribir sus deseos con fibrón negro indeleble y sobre estrellas de plástico. Estos deseos ahora penden de la glorieta.
"Mil estrellas, mil deseos" es un proyecto de la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad. Su titular, Agustina Gallo, dijo: "La idea es que la gente deje su deseo en una estrella en la glorieta de la plaza 9 de Julio y poder juntar hasta mil estrellas, mil deseos".
Ayer por la tarde, Josefina Garzón (32) y su marido Antonio Vázquez (29) se refugiaban de los agobiantes 37 grados que marcaba el termómetro bajo el techo irregular de la glorieta. Mientras descansaban, aprovecharon para leer varias líneas de la intervención urbana. "Hubo mensajes que me conmovieron mucho. Se ve que hay gente muy necesitada de todo, no solo lo material. Por ejemplo, leí de una familia que pedía recuperación para Tiziano y aunque no lo dice yo me imagino a una madre sufriendo por un hijo", comentó Josefina. "Mi deseo es ser feliz de la mano de Jesús". Esa fue la misiva que más atrapó a Antonio, recuperado de la droga. "Yo creo que los deseos, así todos juntos, cobran más fuerza para cumplirse", señaló él.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora