Los salteños optan cada vez más por el divorcio: los juicios iniciados para la disolución del vínculo matrimonial crecieron un 45% durante los últimos tres años. El trámite legal se realiza en los distintos juzgados de familia de Salta. En 2013 se registraron 1.889 en el distrito judicial centro (el más poblado de la provincia), pero la cifra pasó a 2.729 en el 2015. El 2016, en tanto, lleva 80 juicios hasta los primeros días de abril.
Actualmente el trámite de divorcio puede iniciarse sin necesidad de que exista mutuo acuerdo, ni que transcurra un plazo mínimo de tres años de celebrado el matrimonio.
A pesar de que el Código Civil y Comercial entró en vigencia desde agosto pasado, varios procesos todavía se gestionan con el antiguo marco legal, ya que se iniciaron antes de esa fecha. Por lo tanto existen todavía causas que hacen referencia a lo "contencioso", término que se utiliza para definir a los casos en que existe la necesidad de acreditar un motivo para la disolución.
En este sentido, los solicitantes pueden requerir la adecuación a la nueva norma.
En 2015 hubo 1.344 divorcios de mutuo acuerdo y 1.385 por la vía contenciosa. El año pasado, la diferencia entre ambas opciones se achicó notablemente con respecto a años anteriores.
En 2014 se habían dado 1.547 por acuerdo mutuo y solo 601 procesos contenciosos: menos de la mitad.
En 2013 había pasado algo similar. Hubo 1.311 divorcios de mutuo acuerdo y 578 con diferencias entre

los cónyuges.


Las sentencias "Ha cesado el proyecto de vida en común", versó parte de uno de los primeros pedidos de divorcio iniciados en Salta el año pasado. La pareja solicitante, de Metán, obtuvo decreto de divorcio vincular además de la extinción de la comunidad de ganancias. La decisión fue tomada en setiembre del 2015 por la jueza de Metán Olga Zulema Sapag.
El trámite se concretó luego de la implementación del nuevo Código Civil y Comercial, que hizo más ágiles los trámites para terminar con el matrimonio y estableció que basta con la voluntad de un miembro de la pareja para ponerle fin al vínculo legal.
Aunque en menor medida que en años anteriores, el proceso aún implica un tiempo de espera.
El "divorcio exprés" surgió con la necesidad de acelerar las decisiones y dar más libertad a las personas. Ahora no hace falta esperar tres años para terminar los trámites u obtener una causal.
Si bien no hay cifras exactas sobre la cantidad de sentencias de divorcio producidas con el nuevo Código hasta el momento, se sabe que 2015 fue el año con mayor cantidad de juicios iniciados.
La tendencia
Divorciarse es una opción que crece en Argentina desde 1987, cuando se sancionó la ley que autorizó las rupturas matrimoniales. La tendencia se hizo más evidente en los últimos años ya que, de un promedio de 100 disoluciones diarias en la década de los 80, el nuevo siglo reflejó más de 170. De acuerdo al último censo nacional, entre 2001 y 2010, se disolvieron legalmente 564.396 matrimonios.
Por su parte, las oficinas del Registro Civil de las Personas en Salta anotaron desde enero de este año hasta los primeros días de abril, un total de 779 matrimonios. La cifra es aproximada ya que no se contabilizan las celebraciones del interior, que no fueron registradas aún.

Desde la Iglesia

La posición de la Iglesia frente al divorcio tomó trascendencia luego de que el papa Francisco publicara una exhortación apostólica titulada Amoris Laetitia. En ella menciona que existen casos en los que la separación es inevitable e incluso moralmente necesaria. Además, propone acabar con la condena de personas que viven en situaciones matrimoniales llamadas "irregulares".
DIVORCIOS33.jpg

Siguen las esperas

La nueva figura legal agiliza los trámites pero no es un proceso automático. La presentación de un convenio regulador entre las partes es un factor determinante a la hora de estimar el tiempo que demandará un divorcio. Si bien el Código Civil y Comercial de la Nación trajo la figura "exprés", la práctica demuestra que la espera aún persiste en algunos casos y más aún cuando existen hijos pequeños y bienes en común.
"Es bastante difícil arribar a un acuerdo integral cuando existen hijos menores de edad y bienes, entonces la idea de la gente se desvanece. No será como juicios contenciosos de años anteriores pero tampoco como la gente ha interpretado o deseado. No es que voy y digo 'me quiero divorciar' y mañana terminó el juicio. Nada de eso, lejos esa teoría de la realidad", dijo a El Tribuno Ana Carrequiri, abogada especialista en derecho de familia.
En este sentido, la especialista destacó que se deben cumplir requisitos y plazos legales que establece el juez de la causa en concordancia con el nuevo Código.
"Presentar un divorcio lleva mucho tiempo toda vez que este acuerdo debe ser como propuesta conjunta o, si el divorcio es unilateral, como propuesta que se realizará a la contraria. Allí comienzan los traslados, y posteriores audiencias", expresó Carrequiri.
Adecuar a estos tiempos el marco legal que regula la vida de los argentinos es el espíritu del nuevo cuerpo normativo.
Entre las ventajas establecidas para el divorcio los especialistas coinciden en la de evitar un desgaste. "El divorcio ahora sale quieran las dos partes o solo una de ellas. Se acabó eso de 'No te voy a dar el divorcio'. En la actualidad solo el juez dará el divorcio y, en cierta forma, más allá del convenio referenciado, eso acorta plazos", expresó la abogada.
El convenio regulador dentro del Código Civil y Comercial contiene cuestiones relativas al ejercicio de la responsabilidad parental, en especial, la prestación alimentaria (artículo 439). Entre otras cosas vinculadas a la atribución de la vivienda, distribución de bienes y compensaciones económicas entre los cónyuges.
Lo concreto es que a la hora de iniciar un juicio de divorcio en términos del nuevo código, resulta fundamental que los interesados tengan conocimiento de que el proceso puede demorar y más aún si se trata de matrimonios con niños y adolescentes.
Las uniones convivenciales poco a poco suman adeptos, aunque la cobertura legal no contempla derechos como sí lo hace el matrimonio, entre ellos los hereditarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


VENGADOR
VENGADOR · Hace 7 meses

GRACIAS A LA NUEVA LEY, TE PODES SACAR A LA CHIFLADA DE ENCIMA RÁPIDAMENTE. NO IMPORTA LO QUE CUESTE, LO QUE IMPORTA ES QUE CUMPLIS EL SUEÑO DE CAMBIAR LA DE 40 POR DOS DE 20. VIVA LA LEY!!!!!

Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 7 meses

"Si bien no hay cifras exactas sobre la cantidad de sentencias de divorcio producidas con el nuevo Código hasta el momento, se sabe que 2015 fue el año con mayor cantidad de juicios iniciados" Luego de expresar el anterior encomillado, no puedo entender como arriban a la cifra de 45% de incremento de divorcios en los tres últimos años. Si no hay estadísticas no hay resultados, y menos numéricos. Simplemente debieran haber expresado que tienen la presunción del aumento y nada más, sin cuantificación. Presunción perfectamente comprensible por entre otras causas; el aumento poblacional, dado se trata de una apreciación absoluta y no relativa; motivos económicos como dificultades a la hora de conseguir trabajo, pocas posibilidades de acceder a una vivienda propia; inmadurez de los contrayentes, etc, etc.


Se está leyendo ahora