En las leyendas sobre los eclipses se cuentan muchas cosas malas, incluso dicen que los de Sol son los peores. Y ejemplos al canto: no se los debe mirar de frente pues puede perderse la vista; las embarazadas no se deben exponer al fenómeno ya que corren el riesgo de perder el crío; y si eso no ocurre, de grande son bravísimos. A los animales hay que guardarlos para que no les pase nada, ya que los eclipses los altera. Y por último, el cristiano macho no debe exponerse desnudo pues el fenómeno le sustrae la virilidad.

En China

Los habitantes de la antigua China representaban los eclipses con un dragón devorando el sol. Con el fin de ahuyentar al dragón, preparaban todo tipo de ceremonias, las cuales siempre cumplían su objetivo, puesto que la Luna siempre terminaba apartándose y dejaba ver el Sol de nuevo.
Una leyenda dice que en el año 2137 a.C, los astrónomos Hsi y Ho se embriagaron y no pudieron predecir un eclipse de ese año. Por ello, no se realizaron las ceremonias y entonces sobrevino el "terror". La orden fue decapitar a ambos.

El eclipse y la paz

El 28 de mayo del año 585 a.C, hubo un eclipse que terminó con una guerra que duró seis años. Herodoto de Halicarnaso, (485-420 a.C.), escribió esta historia: "Tuvo lugar una guerra entre los lidios y los medos durante cinco años, en los que muchas veces los medos vencieron a los lidios y muchas los lidios a los medos. En ella incluso batallaron de noche: a ellos, que proseguían en condiciones de igualdad la guerra, en el sexto año, iniciado el combate, les aconteció que, trabada la batalla, el día de repente se hizo noche. Tales de Mileto había predicho a los jonios que sucedería esta mutación del día, el año ese en el que tuvo lugar el eclipse. Y los lidios y los medos, cuando vieron que se hacía de noche en lugar de día, pusieron fin a la batalla y de manera especial se apresuraron ambos a que se hiciera la paz entre ellos. Y quienes los reconciliaron fueron estos: Siénesis, cilicio, y Labineto, babilonio. Éstos fueron los que se esforzaron por que se produjera la alianza entre ellos, e hicieron un intercambio matrimonial: en efecto, decidieron que Alyattes entregara a su hija Aryenis a Astiages, el hijo de Ciaxares; pues sin un lazo fuerte los tratados firmes no pueden mantenerse...".

Colón en Jamaica

En 1503 Cristóbal Colón llegó a Jamaica, donde los nativos del lugar se negaron a darle comida. Colón preparó un encuentro con ellos el 29 de febrero de 1504, día que el calendario preveía un eclipse. Y así ocurrió, todo se oscureció. Los nativos pensaron entonces que era un castigo por no haber sido hospitalarios con los visitantes. Y por ello, les ofrecieron desde entonces todo lo que pudieron.

Eclipse postergado

En 1560, se predijo un eclipse en Francia que creó pánico entre los franceses. Entonces decidieron ir a la iglesia para confesar sus pecados. Fue tanta la afluencia de gente que hubo tumultos para lograr los primeros lugares. Para evitar los disturbios, el cura confesor anunció lo siguiente: "se ha tomado la decisión de posponer el eclipse dos semanas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora