"Estoy muy conforme. Jamás había participado de una reunión así en 8 años de gobernador", afirmó ayer Juan Manuel Urtubey al describir el encuentro del sábado de los gobernadores con Mauricio Macri.
Fue un elogio muy fuerte, especialmente porque proviene de alguien que hasta el 22 de noviembre respondía a otro oficialismo.
La reunión representa un signo del cambio de aire.
Pensando en su gestión y en su futuro político, Urtubey necesita entablar una buena relación con Macri, quien no la va a desdeñar.
En términos genéricos, el sábado se planteó la ley de coparticipación. El gobernador salteño insistió con su "fondo de convergencia", una fórmula que, supone, reforzará a las provincias más pobres sin debilitar a las otras.
Los gobernadores deberían reparar que su interlocutor es un ingeniero, que dirige a un equipo en el que prevalecen los ejecutivos, y que seguramente va analizar números, escuchar objetivos y evaluar resultados.
La primera medida que deberían negociar es normalizar la coparticipación actual, revisar cómo llegan esos fondos a cada municipio y acordar proyectos de desarrollo compartidos por la presidencia, los gobernadores y los intendentes. Medibles y evaluables.
Como una paradoja, los ingresos de Salta se multiplicaron por diez en los últimos ocho años, a pesar de que la nación coparticipó apenas el 24% de lo recaudado; no obstante, los intendentes salteños aseguran que las cajas municipales están en rojo.
El sábado se habló del 15% de Ganancias que sigue financiando a la Ansés. Debió haber sido reintegrado a las provincias en 2008, apenas se estatizaron las AFJP. Macri dijo que es un tema de la Justicia, pero espera no judicializarlo. Este, y otros temas, deberán esperar a que el ministro Alfonso Prat Gay tenga un panorama definitivo del estado de las cuentas, hoy con sombrías perspectivas. No quedó claro si llegaron a dialogar con el presidente sobre las economías regionales.
El campo salteño se encuentra, debido a las restricciones locales, en una crisis mucho más profunda que el de las provincias vecinas. Sería imprescindible que se revisen las prohibiciones al desarrollo rural y, fundamentalmente, que se generen las condiciones para sumar a la provincia al plan estratégico alimentario.
Con el actual ordenamiento, no habrá inversión agroalimentaria en Salta.
Tampoco se conoció alguna definición sobre la estrategia nacional contra el narcotráfico. Urtubey habló de su campaña contra el menudeo de la droga, pero el abordaje de la narcofrontera parece haber quedado para otra oportunidad.
Duro con Cristina
Urtubey se muestra cada vez más lejos del kirchnerismo, tratando de aventar cualquier recuerdo del pasado que complique su futuro. Ayer criticó la actitud de Cristina Kirchner y a los diputados ultra K por el escándalo que enrareció la transición. "Es una vergüenza que no haya aceptado la voluntad popular; esto no tiene nada que ver con el peronismo".
Urtubey apunta también a la renovación de autoridades del Partido Justicialista y pide elecciones internas lo antes posible. "El poder tiene plazo fijo y no es para toda la vida", sentenció ayer al referirse a la expresidenta, pero insinuando una renovación partidaria en la que se imagina protagonista.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...