Los cinco gremios nacionales de docentes se declararon ayer en "estado de alerta y movilización", tras reclamar al Gobierno la homologación salarial del acuerdo alcanzado con el ministro de Educación, Esteban Bullrich, que implica una suba del 40 por ciento.
Los sindicalistas advirtieron así que hay "un complejo escenario de cara al 29 de febrero", el día estipulado para que comience el ciclo lectivo de este año.
Es que la firma del acuerdo estaba pautada para ayer, pero el Gobierno decidió postergarla hasta nuevo aviso.
En pie de guerra
La medida fue anunciada en conferencia de prensa por la secretaria general de la CTERA, Sonia Alesso, quien calificó como un "escándalo vergonzoso" el proceder del Gobierno, por entender que no reconoce oficialmente el acuerdo.
"Si no hay clases el 29 de febrero, el Gobierno es responsable", enfatizó y criticó: "La demora es un intento de poner techo a las paritarias provinciales".
En ese sentido, insistió: "Si no se definen las cosas pronto y en los términos que detalló el jefe de la cartera educativa nacional entraremos en un escenario de conflicto".
La declaración fue respaldada por los gremios de UDA, AMET, SADOP y la CAE, que piden la oficialización de la oferta salarial para que en las provincias puedan iniciarse las negociaciones.
"Por primera vez el empleador (el Estado nacional) ofrece una propuesta a consideración de los sindicatos y luego se niega a firmarla", afirmaron los dirigentes sindicales e hicieron "responsable al gobierno nacional por el inicio de clases".
"No vamos a aceptar ningún techo para las paritarias en las provincias", dijo por su parte Héctor Cova, de la Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica (AMET).

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Carlossamuel Ronnau
Carlossamuel Ronnau · Hace 9 meses

Cuando echaban trabajadores donde estaban los gremialistas.?????


Se está leyendo ahora