Freno, recálculo, marcha atrás y polémica. La decisión del futuro gobierno de no exceptuar del pago del impuesto a las ganancias al medio aguinaldo de diciembre generó polémica y un fuerte malestar en los gremios que, azuzados por el kirchnerismo, le reclaman a Mauricio Macri que cumpla con las promesas de campaña y advierten, cada uno por su lado, que no tolerarán perjuicios para los trabajadores de su sector.
En este contexto de tensión, referentes del kirchnerismo le agregan leña al fuego al reconocer, ahora, que los trabajadores no deberían pagar ese impuesto y exigen que se cumpla con la excepción del cobro en los medios aguinaldos de diciembre.
Hugo Moyano, de la CGT Azopardo; Pablo Micheli, de la CTA Autónoma; Mario Caligari, de la Unión Tranviarios Automotor (UTA); además de referentes políticos como Aldo Pignaneli, expresidente del Banco Central y dirigente del Frente Renovador, y el diputado ultrakirchnerista Héctor Recalde son algunas de las voces que ya se hicieron oír en este conflicto que promete sumar nuevos actores.

Los gremios presionan
El secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, cuestionó que el presidente electo haya decidido que la segunda cuota del sueldo anual complementario (medio aguinaldo de diciembre) esté afectado por el impuesto a las ganancias porque eso repercute en el bolsillo y el poder de compra de una gran porción de los trabajadores.
Si bien reclamó la medida de exención, Moyano se mostró mucho más comprensivo con el gobierno entrante que con la administración de Cristina Kirchner en los últimos años, después de la ruptura política que registró en enero de 2012 tras ser su aliado desde 2003. "Somos conscientes de que la situación que deja este Gobierno es complicada. Afecta el pago de aguinaldos, por ejemplo, en la provincia de Buenos Aires y otras. Esto hace que el gobierno (de Macri) haya tomado la decisión de mantener el impuesto a las ganancias. Esto es lamentable", expresó.
Por su parte, el secretario general de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, cuestionó con dureza al presidente electo Mauricio Macri por su "irresponsabilidad" de anunciar en la campaña electoral la exención del impuesto a las ganancias al medio aguinaldo y tras ganar tomar otra decisión. "Es de mucha irresponsabilidad que el medio aguinaldo pague ganancias. No se puede decir una cosa y a los dos días cambiarlo. No me parece un buen comienzo", expresó Micheli, uno de los sindicalistas más combativos contra la saliente gestión de Cristina Kirchner.
A su turno, el vocero de la UTA, Mario Caligari, dijo que la decisión del futuro gobierno "no cae bien" en los trabajadores.
"Indudablemente no cae bien, pero bueno... es una medida que creo que ha tomado el gobierno, porque nos enteramos por un programa de televisión y no de manera oficial, lo que tampoco gustó", expresó el sindicalista en declaraciones a Radio La Red.
Caligari dijo que él tiene "fe" en que tras asumir, la administración macrista estudiará los números y finalmente anunciará la exención de ganancias para el aguinaldo porque no quiere "que arranque con el pie izquierdo sino con el pie derecho".

Presiones
Mientras tanto, el expresidente del Banco Central, Aldo Pignanelli, aseguró ayer que el nuevo gobierno debería eximir del impuesto a las ganancias al medio aguinaldo de fin de año y cuestionó que el presidente electo haya generado una expectativa que ahora no se cumplirá. "Macri generó una expectativa que al final quedó trunca", se quejó el economista que integra el equipo del Frente Renovador de Sergio Massa.

Paritarias en la mira
Los sindicatos también reclaman que el futuro Gobierno cumpla con su compromiso de paritarias sin techo. Micheli calificó como “surrealista” la propuesta para negociar los aumentos salariales sobre la “inflación futura”. La UTA armará su reclamo sobre la base de la inflación y la devaluación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora