El juez que actualmente atiende la causa por el crimen de José Ruiz, Claudio Parisi del Juzgado de Garantías 2 de Orán, había ordenado que los tres imputados sean sobreseídos por falta de mérito. Una de las pruebas fundamentales es el cotejo sanguíneo que no es el mismo que el de los sospechosos. Sin embargo, el representante legal de las hijas de la víctima, Sergio Guerrero, apeló dicha solicitud.
"De lo contrario, sin sospechosos y teniendo en cuenta que desde la misma Justicia dicen no tener pruebas, la causa podría quedar sin efecto. Además, nuestro abogado no dijo que si estas tres personas son culpables o no, eso lo debería determinar en un juicio", remarcó Natalia. "Las personas que están en libertad sospechadas de matar a mi papá son Belén Reimuth, Paola Benítez y Guillermo Paredes".
Los tres fueron detenidos en agosto de 2012, todos tenían algún tipo de huella en su cuerpo o en alguna prenda de vestir que lo vincularon con la causa. "Esa tal Belén, quien según nos dijeron es adicta y se prostituye, algunos de sus vecinos la vieron con una herida punzante en el gluteo; a la otra le secuestraron un pantalón con sangre y al tipo con heridas cortantes en los brazos. Según declaró en el expediente, tiene problemas de visión, y en la casa de mi papá encontraron un lente de contacto que luego dijeron lo habían perdido. Sobre ese tema nadie nos preguntó ni dijo nada", apuntó Lucía de los Ángeles Ruiz.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora