"El Estado no puede ser nuestro enemigo, el Estado tiene que ayudarnos porque nosotros solos ya no podemos más", dijo a modo de síntesis Víctor Rodríguez, esposo de Fabiana Gangi (32), quien comenzó hace cinco años con una dismotilidad intestinal con inercia colónica, pero sus horribles dolores y sus padeceres están muy lejos de terminar. Enfrente, hay un Estado ausente e indiferente y la imposibilidad de pagar una obra social.
Fabiana sufría una severa constipación. Como trabajaba en una farmacia tenía todos los laxantes a su disposición, pero un día dejaron de hacerle efecto. Le realizaron una serie de estudios y el médico le dijo que iba a tener que operarse. La internaron para sacarle una parte de los intestinos y terminaron extirpándole todo el intestino grueso. A los 6 meses comenzó a tener dolores cada vez más intensos. Un reconocido gastroenterólogo le indicó que se fueran a Buenos Aires. En ese momento tenían la obra social (Osdepym), pero las dificultades que ofrecía obligaron a Víctor a presentar un recurso de amparo. "Tuvimos la enorme suerte de dar con la doctora Silvia D''Elía, del Juzgado Federal 2, quien intervino para que pudiéramos viajar a Buenos Aires", subrayó. Fueron al Hospital Público de Gastroenterología Carlos Bonorino Udaondo, y allí encontraron al doctor Guido Iantorno. Era agosto de 2011. Tres años se trató ahí, todavía tenían la obra social y el recurso de amparo. En 2013, Víctor ya no tenía trabajo y tampoco obra social. Fueron por primera vez en busca de ayuda al Ministerio de Salud de Salta. Consiguieron que les pagaran los viajes y Desarrollo Social de la Nación, la estadía en Buenos Aires. Mientras, siguieron buscando. En Tucumán le dijeron que podía tener porfiria o miastemia. Fabiana empeoró y Víctor la internó en el hospital San Bernardo. Ahí se encontró con uno de los tres doctores que la habían operado primero. "Ese tipo me tiene miedo, no porque yo haya hecho ni dicho nada, sino porque sabe que él no hizo las cosas bien, él sabe que hubo abandono de persona, que no hubo derivaciones, muchas cosas que nosotros nos callamos", resaltó Víctor. Ahora, ella no estaba para operarse, pero con la excusa de que no había sala la internó en Cirugía del San Bernardo. "La saqué del hospital el 28 porque era su cumpleaños y el 30 vuelve a ingresar. La saqué en mis propios brazos", relató el esposo.
La llevó a otro centro privado y ya no hubo otra cosas más que la morfina para aliviarla. Luego le diagnosticaron bridas y adherencia. Con la ayuda de la gente y algo del Ministerio juntaron 45 mil pesos y la operaron, otra vez el 19 de noviembre, pero de 2014, la misma fecha de la primera operación, en el mismo centro médico privado. "Para esa intervención nos pidieron la historia clínica del San Bernardo. Dice que Fabiana fue operada ahí, cuando nunca fue intervenida. Además, dice que Fabiana fue dada de alta en tiempo y en forma, con una dieta adecuada, y eso no es así. También dice que Fabiana ingresó un 26 y que le dieron de alta el 1, cuando en realidad estuvo internada hasta el 3 en otro lugar. Nada de eso es cierto y ella estuvo en el San Bernardo padeciendo, nada más", puntualizó el esposo.
Los dolores seguían. En una tercera operación le sacaron dos tumores benignos. Luego apareció un líquido encapsulado atrás de los ovarios (Saco de Douglas) que no se sabe por qué lo tiene. Y siguen los estudios... los dolores y la lucha.
"El Estado no puede ser nuestro enemigo"
Hace pocos días, Víctor volvió al Ministerio en busca de ayuda, porque a pesar de todo, no baja los brazos. "De nuevo me dijeron que 'no hay más recursos', que esperamos que 'pasen las elecciones' y que 'a esta altura del año están sin presupuesto, que si hubiera ido a comienzos de año hubiéramos tenido'. Es increíble, pero esa fue la respuesta que recibí", contó el joven. Y agregó: "No tenemos ni obra social ni ayuda del Estado. Las obras sociales nos cobran el período de carencia, entonces tampoco tenemos esa alternativa y nosotros la necesitamos ya, ahora, por el estado delicado de Fabiana. En el IPS nos dijeron que están cortadas las afiliaciones individuales".
"¿Qué hacemos? No podemos bajar los brazos porque Fabiana necesita tratarse. Y nosotros como familia hacemos lo imposible pero no damos más", agregó Víctor. "Acá, en casa, en realidad es la casa de mi suegra, tenemos una venta de pollo y verdulería, y cuando cerramos yo salgo a vender panchos en un carro. Siempre tenemos gente que nos da una mano, hasta la hinchada de Gimnasia y Tiro a los que les agradecemos infinitamente, pero no podemos depender de eso. Yo creo que el Estado nos tiene que ayudar, que tiene que arbitrar los medios para que podamos acceder a una obra social y regularizar la ayuda. El Estado no puede ser mi enemigo, el Estado no puede ausentarse, desinteresarse porque está en juego la vida de una mujer joven, madre de tres hijos que todavía tiene que criar".
También fibromialgia
La ginecóloga de Fabiana les indicó consultar a una reumatóloga, luego de que le comentaran los fuertes dolores en las articulaciones. La profesional hizo un nuevo diagnóstico: también tiene fibromialgia, para lo cual tiene que hacerse una transfusión que le cuesta 5 mil pesos. Y no puede esperar mucho porque los dolores no cesan, las manos se hinchan y el tratamiento no puede demorar demasiado.
Y, además, la joven mujer necesita otro estudio de sangre porque, al parecer, tiene anemia, y es una situación que hay que controlar de cerca. Y también se agrega una colonoscopía, porque parece que tiene un sangrado microscópico que hay que analizar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Nely Soto
Nely Soto · Hace 12 meses

POR EL AMOR DE DIOS, QUE ALGUNOS POLÍTICOS HAGAN ALGO CON ESTA SEÑORA , SI NO PUEDEN AYUDAR MONETARIAMENTE, POR LO MENOS RECOMIENDEN, GESTIONEN, EN DEFINITIVA TRATEN DE AYUDAR A QUE NO SUFRA, DIOS MIRA, Y LES VA DEVOLVER LOS FAVORES.-

jose ocampo
jose ocampo · Hace 12 meses

Espero q los protagonistas de esta nota lean el comentario. Les puedo recomendar un medico q los puede ayudar. Es muy bueno. Es el Dr Ovejero Solá. Su consultorio esta en la leguizamon entre pueyrredon y Vicente López justo a mitad de cuadra. Atiende de lunes a viernes de 8 a 13. Espero q les sea de mucha ayuda.


Se está leyendo ahora