Los jóvenes de la franja etaria de 21 a 34 años, sociológicamente denominados "millennials", no creen fácilmente en lo que les dice la publicidad, les aburre el márketing, viven constantemente conectados, son selectivos, hiperinformados, y prefieren la experiencia a la propiedad, según un estudio privado.
La consultora de consumo masivo Nielsen elaboró un estudio sobre el consumo de los millennials y estableció que son jóvenes que tienen una escala especial de prioridades en la vida que empieza con mantenerse en forma, luego hacer dinero, después tener tiempo para la familia y finalmente hacer una carrera satisfactoria.
Prefieren alejarse de las zonas céntricas de las ciudades y eligen los suburbios y persiguen un estilo de vida más tranquilo.
Son jóvenes abrumados de información, impacientes, fáciles de distraer y demandantes. Son expresivos y tienen conciencia social, buscan la autenticidad.
Comen snacks, bebidas listas y usan el comercio electrónico. Siempre están conectados, hacen muchas cosas al mismo tiempo, cosa que los distrae fácilmente, y tienen conexiones interpersonales superficiales.
Procuran una vida saludable y aspiracional, buscan beneficios relacionados con la salud y el bienestar.
Las marcas de productos de consumo masivo que buscan satisfacer a este rango de público están enfocadas en los pilares que persiguen la salud, la funcionalidad, la conveniencia y la responsabilidad social.
Prefieren bebidas listas para consumir y entre los alimentos eligen los orgánicos, altos en proteína, fortificados y evitan los que contienen cafeína y gluten.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora