En una negociación que llega incluso hasta el papa Francisco –cuyo consenso es fundamental–, las autoridades religiosas buscan poner fin a una de las disputas más viejas al interior de la Iglesia: una fecha global de Pascuas, la cual provoca desacuerdos desde hace unos 1.600 años.
El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, busca fijar el día de Pascuas e implementar el cambio dentro de los próximos cinco o diez años. De concretarse, el movimiento tendría probablemente efectos en los calendarios escolares y en otras industrias estacionalmente-dependientes, según consignó el diario británico The Independent.
Welby explicó que consultará con el Sumo Pontífice argentino, con el papa copto Teodoro II y con el patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, para negociar un cambio de fecha. Es poco probable que una modificación de este tipo se lleve a cabo sin el consentimiento pleno de estas autoridades. "Me gustaría verlo antes de retirarme", manifestó el arzobispo de Canterbury.
Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ROSA aybar
ROSA aybar · Hace 10 meses

que cada uno maneje sus fechas como venían haciéndolas


Se está leyendo ahora