Con carteles, banderas y bombas de estruendo, un grupo de manteros avanzó sobre la avenida San Martín y cortó la circularon de vehículos en las calles céntricas de la ciudad. Le reclamaron a la Secretaría de Control Comercial que les habiliten un horario más para vender sus productos, de 13.30 a 16.30.
El secretario de Control Comercial de la Municipalidad, Nicolás Avellaneda, le aseguró a El Tribuno: "No es factible que trabajen en las peatonales en el horario del mediodía ni de la siesta. Les ofrecimos el horario de la noche y ellos aceptaron".
Los manteros están afiliados al Sindicato de Vendedores Ambulantes, cuyo secretario general, Jorge Pampero, le dijo a El Tribuno: "Nos manifestamos porque no se cumplen los horarios. La semana pasada acordamos trabajar en la noche, pero también necesitamos el horario de la siesta, porque hay muchos que viven de lo que venden y no alcanza con un solo turno".
El secretario general aseguró que lo conversado en la reunión que mantuvieron la semana pasada con funcionarios de Control Comercial "fue todo de palabra. No firmamos ningún convenio".
Consultado sobre la continuidad de la medida de fuerza, Pampero junto a Rodrigo Guzmán, también del gremio, dijeron que seguirían manifestándose hasta que las autoridades municipales se hagan presentes. Además, advirtieron que los cortes continuarán la semana que viene hasta que su pedido sea escuchado.
Carina Villalba le explicó a El Tribuno, mientras se manifestaba: "Soy mantera porque esta es mi única fuente de ingresos. Vender solo a la noche no nos sirve porque, con el frío, la gente no se queda en las peatonales".
Fabiana Rueda, oriunda de Orán, contó que se vino a Salta capital para tener más oportunidades de trabajo y que hoy vende ropa en las peatonales durante la noche. "El horario de la siesta es ideal, porque hay más movimiento", aseguró.
Caos
La manifestación de los manteros generó cortes en arterias cruciales de la ciudad como la avenida San Martín y las intersecciones de Alberdi, La Florida y Pellegrini.
Los conductores de autos particulares, taxis, remises y colectivos tuvieron que dar marcha atrás cerca de las intersecciones de las calles con cortes, para desviarse. El caos vehicular fue dramático y desorientó a los transeúntes.
El horario de la siesta "no es factible"
El secretario de Control Comercial de la Municipalidad, Nicolás Avellaneda, se mostró sorprendido por la medida de fuerza iniciada por los manteros ayer en el macrocentro de la ciudad. Aseguró que la semana pasada, en una reunión que mantuvo con los integrantes del Sindicato de Vendedores Ambulantes se acordó el horario provisorio de venta por la noche, desde las 21.30.
"Nosotros no vamos a aceptar ningún tipo de extorsión y bajo esas condiciones no vamos a dialogar", sostuvo Avellaneda, quien agregó que "en el horario del mediodía o de la siesta no es factible autorizarlos, porque se entorpece la circulación en las peatonales y también porque hay que respetar el ejercicio de los comercios que están legalmente habilitados". Y resaltó: "Las habilitaciones para los vendedores son provisorias".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...