A medida que avanzaba el recuento de electores en EEUU las bolsas del mundo comenzaron a marcar una tendencia negativa que luego se profundizó hasta convertirse en un tambaleo generalizado.
En las operaciones electrónicas realizadas después de hora los principales futuros en Nueva York cayeron tras un día de crecimiento limitado. En tanto las bolsas del sureste asiático y Australia abrían con fuertes bajas y el peso mexicano se desplomó un 11,96% frente al dólar estadounidense. A contramano, el oro creció un 3,76% a su nivel más alto en cinco semanas
Los mercados dieron señas de apoyar a Clinton pero reaccionaron automáticamente a medida que se fueron conociendo los resultados electorales.
Los futuros en el mercado de Nueva York sufrieron una fuerte caída en la noche del martes apenas se conoció que el candidato republicano mantenía una leve ventaja sobre la demócrata en los cruciales estados de Florida y Ohio, mientras que los mercados en el sureste asiático y Australia abrían el miércoles a la baja.
Según consignó el sitio especializado Bloomberg, el índice S&P500 caía un 4,88% cerca de las 9:00 pm (hora local) en las operaciones electrónicas realizadas después del cierre de la bolsa. La pérdida borró un día de limitado optimismo, con ganancias del 0,8% durante el día. A contramano, el precio del oro creció un 3,76% a su nivel más alto en cinco semanas ()
"Con su desempeño del lunes, los mercados dejaron en claro que apoyan a Clinton y cualquier señal de lo contrario durante la noche pondrá más presión", anticipaba Walter Todd, jefe de inversiones en Greenwood Capital Associates LLC, a Bloomberg.
También en futuros el índice Nasdaq caía un 5,05% y el Dow Jones un 4,04%, con una baja de casi 700 puntos. En tanto el Nikkei, el mercado de valores de Japón caía un 5,34%, mientras que el Hang Seng de Hong Kong se retraía un 2,82%. Otros mercados del sureste asiático y Australia también caían el miércoles: 1,4% en el Kospi de Corea del Sur y 2,18% en el S&P ASX/200 de Sydney.
Mientras que el peso mexicano experimentó una fuerte baja del 11,96% ante el dólar estadounidense y se ubicó en un mínimo histórico de 20,505. La moneda siguió de cerca la campaña y se había fortalecido luego de que el FBI exonerara a Hillary Clinton por el escándalo de los e-mails, pero tras conocerse la paridad de las elecciones, con una leve ventaja de Trump, se desplomó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora