La feligresía metanense y de localidades del sur provincial renovará hoy su pacto con el Señor y Virgen del Milagro, luego de la procesión con las imágenes que se desarrollará a las 18 y que concluirá a las 20 con una misa concelebrada.
Las actividades en la parroquia homónima se iniciarán a las 7, con una misa para el personal de Tránsito de la Municipalidad, mientras que a las 11 habrá otra celebración para toda la comunidad.
"En esta oportunidad, nuestra festividad se realiza dentro del Año de la Misericordia que el papa Francisco nos ha regalado. Pero además estamos celebrando las Bodas de Oro de la parroquia, porque en 1966 fue erigida tras el terremoto de 1948 que provocó el desplazamiento del pueblo hacia el sur", explicó el párroco Carlos Castillo.
Si bien el patrono de Metán es San José, hay una especial devoción hacia el Señor y la Virgen del Milagro, como ocurre en toda la provincia, bajo el lema "Sin misericordia no hay Milagro".
La fiesta metanense se realiza cada 25 de agosto y la capilla de Adoración Perpetua se creó hace cuatro años, en esa fecha. "Estamos muy contentos porque vamos a consagrar el altar y el templo, en este tiempo tan especial en el que sentimos la presencia de Dios, que la misma gente busca y necesita", señaló Castillo.

El Milagrito de los niños

Ayer fue el último día de la novena y se desarrolló la procesión de los jardines de infantes por las calles de la ciudad, en el denominado Milagrito, que dio un marco especial a la celebración.
"Estoy muy agradecido porque esta comunidad me invita a compartir esta gran fiesta que vive Salta. En San José de Metán se celebra en agosto y se vive con mucha intensidad y luego continúa en septiembre en la capital con la movilización religiosa más grande de la Argentina", remarcó el sacerdote Ricardo Margariti, quien reside en Córdoba y desde hace 30 años reza la novena del Milagro metanense.
Recordó al fallecido monseñor José Vicente Tejerina, quien se desempeñó en la céntrica parroquia Señor del Milagro de Metán: "Tejerina fue quien le dio un gran impulso a este novenario", dijo.
El Milagro metanense comenzó el 25 de agosto de 1948, cuando un fuerte terremoto sorprendió a los vecinos que se encontraban entregados al reposo en esa madrugada que luego se llenó de fe.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jorge Martínez
Jorge Martínez · Hace 3 meses

desde Mozambique un abrazo muy grande para toda la querida feligresía metanense, para el padre Carlos, para todas las personas que junto a él se entregan de corazón para que el Milagro de la Misericordia sin límites que se celebra especialmente, pueda manifestarse cada vez más profundamente en cada creyente metanense, en las familias, en la comunidad, llegando al corazón de todos!! p. Jorge Martínez, misionero redentorista en Mozambique. Abrazo al padre Ricardo!


Se está leyendo ahora