Los obreros y empleados municipales de la localidad fronteriza de Salvador Mazza se encuentran en estado de alerta.
Aguardan que hasta el próximo 19 de febrero se abonen los haberes correspondientes a enero a la totalidad de los empleados comunales.
De lo contrario, desde ATE señalaron que retomarán las medidas de fuerza.
La semana pasada los trabajadores había iniciado un paro como protesta por la falta de pago de los sueldos.
La medida fue levantada el jueves pasado por la noche ante el compromiso que asumió el intendente Rubén Méndez de pagar los sueldos hasta el 19 de febrero próximo.
No obstante, los empleados siguen en alerta, a la espera de que las promesas del Ejecutivo se cumplan.
"Apareció la plata para el personal de planta permanente, por lo que decidimos levantar la medida de fuerza. La promesa de Méndez es que hasta el 19 se completará el pago al personal contratado. Esperamos que así sea para no volver a realizar una medida de fuerza que a nadie le gusta", dijo el delegado de ATE del departamento San Martín, Fermín Hoyos.
Un municipio en crisis
Hoyos consideró que la situación en Salvador Mazza es de nunca acabar y que no hay mucha diferencia entre la gestión del exintendente Carlos Villalba y de la interventora Mercedes Junco con la de Méndez.
"La pregunta del millón es saber qué hacen los intendentes de Salvador Mazza con el dinero que ingresa al municipio. Es uno de los municipios que más recursos percibe de forma genuina, porque solo el peaje de ingreso, que inventó Villalba y lo mantiene Méndez, recauda 5 millones de pesos", señaló Hoyos.
Agregó que a ello hay que sumarle la recaudación por actividades económicas provenientes del comercio de frontera.
El peaje que menciona Hoyos es un puesto que instaló el municipio en el límite de las jurisdicciones de Aguaray y Salvador Mazza, sobre la ruta nacional 34.
Allí, para ingresar al municipio de frontera los camioneros y transportistas deben abonar una tasa que nunca quedó muy en claro de qué se trata, pero que a los fines recaudatorios es muy eficiente.
"En Salvador Mazza no hay ni una sola obra y los servicios apenas se prestan. En mi opinión, se están pagando cheques diferidos que entregaron para la campaña política y es por eso que las autoridades aseguran que la situación recién se regularizará en mayo. Es la única explicación que encontramos, porque de otra manera no se entiende la situación económica del municipio", finalizó el delegado sindical de ATE.

Una cuestión política
Por su parte, el intendente Rubén Méndez consideró que el paro de actividades propuesto por ATE duró solamente unas horas porque tenía un trasfondo más bien político.
"El delegado Fermín Hoyos y todo el personal sabían que íbamos a abonar los sueldos el día 11".
Méndez agregó que ese mismo día recibieron el pago correspondiente a la coparticipación, por lo que inmediatamente procedieron a depositar los fondos para el pago de los sueldos del personal de planta permanente.
"Apenas llegó el dinero de la coparticipación realizamos el depósito para el pago de los haberes de enero. Con respecto a los contratados, el pago está previsto para el día 19", señaló Méndez.
El jefe comunal estimó que recién en mayo podrán regularizar el pago de los sueldos. "Creemos que en mayo ya lograremos regularizar la situación del municipio y abonarles el sueldo a todos los trabajadores antes del día 10", finalizó.
-

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora