En el Valle de Lerma, especialmente en el departamento Cerrillos, el auge del negocio inmobiliario de loteos abiertos, algunos sin los servicios básicos, genera una enorme problemática para miles de familias.
El defensor del pueblo de Cerrillos, Carlos Paz, en diálogo con El Tribuno, calificó ciertos emprendimientos como "asentamientos vip" y expresó que las autorizaciones exprés que otorgan los concejos deliberantes y las facilidades que brindan los intendentes y la Dirección de Inmuebles para la puesta en marcha de este tipo de proyectos son los responsables directos del "carnaval" de loteos actual.

¿Resulta sencillo comercializar un loteo en el Valle de Lerma?
Totalmente. Es verdaderamente un absurdo lo que autorizan los concejos deliberantes. En Cerrillos, por ejemplo, hay gente que comercializa terrenos con una simple autorización de venta de los propietarios y sin los servicios básicos.

Se escucha decir a los intendentes que de los servicios deben hacerse cargo los dueños de los loteos. ¿Hasta dónde llega la responsabilidad de las municipalidades?
Una vez que se autorizó en una localidad un loteo abierto, son las municipalidades las que se deben hacer cargo de los servicios. Esto les va a generar múltiples problemas. Es por eso que desde un principio debe exigirse a los emprendedores inmobiliarios que cumplan con la apertura y demarcación de calles, ochavas, cordón cuneta, iluminación pública, etc. Porque una vez que los terrenos son comercializados y la gente construye y se va a vivir al lugar que no cuenta con esa infraestructura ni los servicios necesarios, con toda razón puede y debe reclamarle al Estado.
Si el municipio miró para otro lado cuando se comercializaron los loteos, debe hacerse responsable porque se trata de barrios abiertos: hay que brindarle servicio de recolección de residuos, parquizado de espacios verdes, cordón cuneta, etc. Se trata de una carga pesada para las comunas, si se tiene en cuenta que solo en Cerrillos y La Merced hay hoy más de 40 loteos en pleno desarrollo. Allí vivirán más de 7.000 familias a las que las comunas deberán brindarles servicios.

¿A qué se deben los escasos controles del Estado?
Yo supongo que debe haber actos de corrupción, no lo puedo afirmar, pero resulta difícil concebir tan bajo nivel de exigencias. Aquí hay muchos escalones que se deben transitar para poner en marcha un emprendimiento inmobiliario. Está la Dirección de Inmuebles, luego los concejos deliberantes y el Ejecutivo de cada localidad. Sin embargo, no hay filtros seguros, no hay nadie que controle verdaderamente la venta de terrenos.
Hoy en Cerrillos no se consiguen lotes de 300 m2 a menos de $150.000 como mínimo y encima carecen de servicios. Es un negocio fabuloso para los emprendedores. Más que loteos son "asentamientos vip" a los que el Estado deberá proveerles de los servicios y la infraestructura necesarios, porque se trata de loteos abiertos que quedarán luego bajo las órbita de sus respectivas municipalidades.

¿Cómo se frena esta corriente de aparentes irregularidades?
Paralizando de inmediato la autorización de nuevos loteos, hasta tanto se pongan las reglas en claro. Los municipios deben poner las condiciones para que se desarrollen estos emprendimientos. Hay que delimitar zonas adecuadas para este tipo de proyectos. Se necesita, además, el compromiso de cada comuna y de los concejos deliberantes. Sin ir más lejos, la secretaria de Planeamiento Urbano de la Provincia, Adriana Krumpholz, se reunió dos veces este año con los concejales de Cerrillos para trabajar sobre un proyecto que prevé la implementación de nuevas normas sobre el diseño arquitectónico, la estética urbana y el arbolado, entre otros. Sin embargo, la iniciativa no prosperó. Frente a esto, el futuro de quienes invirtieron en la compra de terrenos en loteos irregulares, inevitablemente, está en reclamar a la Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia