"Mamá cuando sea grande ya no quiero ser jugador de fútbol", dijo inocente Joaquín. ¿Porque? atinó a preguntar la sorprendida madre.
"No vez como ahora los periodistas critican a los jugadores de la selección. Es una profesión que provoca mucho estres".
¿Y que vas a hacer, entonces? repreguntó la madre aliviada, a la espera de una respuesta acorde con los tiempos.
"Voy a ser diputado. Ellos viajan, tienen pasaje gratis, se cambian la camiseta cuando quieren. Hoy son de Boca, mañana de River y nadie les dice nada; además trabajan muy poco".
"Pero a ellos los elige el pueblo".
"Si, pero el pueblo también se equivoca. Mirá como está Estados Unidos después de elegirlo a Trump", contestó el joven.
"Lo importante es la democracia, quedó demostrado una vez más", aseguró la madre intentando recuperar el hilo de la conversación.
"Ah... está bien. Ahora comprendo", afirmó Joaquín.
"Estados Unidos tiene 240 años de Democracia. No hay que olvidarse", atinó a decir la madre.
"Entiendo porque viajó tanta gente, seguramente es para aprender todo lo bueno. Ahora, no habrá más baches, ni valijas con dólares. Me imagino que también donarán sus dietas".
"Los legisladores y otra gente fueron de veedores", contestó tímidamente la madre, a esta altura un poco cansada.
"Mamá vos te crees todo lo que dicen. Fue un viaje para descansar. Un viaje de fin de curso. Yo lo vi en las selfies. Creo que alguno no sabía para que fueron. Porque no acertaron ni los pronósticos previos. Te aclaro en "boca de urna" la mayoría le dieron ganador a la esposa de Clinton".
"Escuchame si se equivocan las consultoras como no van a fallar los diputados", atinó a responder.
"Mamá me cansé de discutir con vos. Ya se que voy a ser cuando sea grande".
¿Qué vas a ser, ahora?
"Voy a ser barrabrava?, afirmó Joaquín.
¿Y porque el cambio?
"Mamá vos no lees nada. Actualizate. No escuchaste que viajaron al amistoso de Boca en Sevilla y gastaron casi medio millón de pesos".
"Eso dice la prensa", confirmó.
"A propósito mamá, Clinton no es el político que lo habían encontrado en la mesa Oval, en plena fiesta".
Escuchame Joaquín... mejor terminemos aquí y anda a terminar las carpetas.
"Está bien... Vos no leíste los derechos del niño".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora